viernes

2017/06/13 Oculta en el silencio

Buenas noches mi consulta es por que llevo 17 años con mi pareja el tiene 39 y yo 33 yo soy una persona demasiado callada se puede decir al extremo y el problema que tengo es que no dialogó con el y es algo que siempre el me a reclamado en estos momentos la relación está mal y no se como hacer para que haya un buen dialogó pero la del problema soy yo

Estimada amiga:

Ser demasiado callada es, ciertamente, un problema; todo extremo lo es. Pero, llevan ustedes 17 años juntos y supongo que siempre fue usted así; o sea, que él la conoció así… Claro, con los años se pueden cuestionar algunas pautas del otro, de la pareja… pero, probablemente, esto no lleva las cosas al punto de terminar la relación.

Varias cosas surgen para la reflexión.  La primera es: ¿usted está satisfecha con ser así?, ¿ha hecho intentos por cambiar por propia motivación? ¿tiene cosas para decir que no puede expresar? ¿se queda “en blanco” sin poder expresarse?  ¿tiene miedo a equivocarse? ¿fue así desde niña?, etc.

El peor estímulo para superar este problema es sentirse bajo presión. Creo que tiene que plantearse la situación de modo tal que soltarse y hablar sean el logro de superación de un problema que tuvo postergado, que hasta ahora no se propuso resolver. 

Me parece que sería importante revisar con un psicoterapeuta qué es aquello que puede estar dificultando en usted esta natural función de la comunicación.  Quizás se trate de un trauma infantil no superado... 

Mientras tanto, ensaye en el espejo, hable frente a éste, participe en grupos de reflexión. Haga cosas o busque personas que la motiven a conversar, a expresarse, pero enfrente el tema. Lo importante, lo básico, es que usted desee funcionar de otra manera. Creo que la ayudaría mucho una terapia. 

Puede participar en grupos de teatro, oratoria, lo que sea, pero lo importante es que usted quiera hacerlo, que ponga pasión en lograrlo, que encuentre satisfacción en el hecho, más allá de que contribuya a mejorar su relación de pareja.
Hablar, soltarse, expresarse, hacen que una persona enriquezca su vida en la interacción con los demás. Es una parte importante de la calidad de vida. 

Estar retraído, en silencio, con secretos que no se comparten, empobrece la vida o aumenta el tamaño de nuestros fantasmas. 


Hablar es liberador. Decir lo que pensamos o sentimos permite a la otra persona conectarse mejor con nosotros. Entonces, tiene sentido proponerse cambiar; creo que la hará sentirse más realizada y libre en la vida.

No hay comentarios: