martes

Para Consultar

Haga clic en la palabra "comentarios",  abajo de esta entrada, y luego haga clic en "Formulario de Comentarios". Encontrará un recuadro debajo de "Haga su comentario". Escriba ahí su consulta. Donde dice "elegir una identidad", haga clic en ANÓNIMO y luego haga clic en "Publicar Comentario".  Le responderé de todas maneras aunque  puedo tardarme unos días.

lunes

2016/09/15 El complejo camino del perdón

Buenas tardes Doctor.
Usted no me conoce pero vi su sitio web de ayuda gratuita.
Mi nombre es Silvia.  Si no estuviera tan desesperada..no me hubiera atrevido a escribirle por prudencia.
Se que está acostumbrado a lidiar con los problemas que tengo y debo decirle que ayudar de forma gratuita es algo muy bueno ya que no todos podemos pagar..le doy gracias por eso.
Tengo 16 años casada..vivo en houston texas desde entonces y con dos hijos ya grandes...hacé unos 6 años mi esposo me fui infiel y en ese entonces sufrí mucho pero pues decidimos continuar pero el proceso fue duro...ahora hace un año me reencontré en internet con un ex novio..estuvimos en comunicación por escasos días pero las palabras en nuestras conversaciones se tornaron un poco atrevidas y me deje llevar pero pues lo considere siempre un juego...y pues debido a mi poca experiencia..mi esposo descubrió esos textos y entonces creí q todo terminaria..pero dijo después de un tiempo q m e perdonaria..de eso ya hace un año y medio..ahora el a llevado sus celos a extremos..no tengo vida..el no confía en mi...me ha inventado que tengo una relacion con mi jefe y es un infierno...le agarran crisis y me humilla me grita me maltrata sicologicamente..en una oportunidad perdió el control a tal grado que puso su codo en mi gargant a y me dejo moretones en mi brazo..estaba fuera de si...se que el no es malo y quiero pensar q lo va a superar pero no se como manejar esos ataques de ira q tiene...
Constantemente vivo estresada, deprimida y a veces muy triste..no se que hacer para que el mejore...se que cometí un error pero le pedí perdón y he trabajado duro para recuperarlo..a veces parece que si lo logré y luego nada..siento mi vida en sube y baja y no me gusta contar a mi familia o amigas ésto. ..solo quiero escuchar la opinión de alguien que sea experto en eso.
Ayúdeme porfavor..me siento morir..
Gracias



Estimada Silvia:

Supongo que éste puede ser realmente tu nombre… Generalmente las consultas son anónimas para evitar problemas.  Por ejemplo, al tener diálogos íntimos con un ex novio quedaste expuesta a que tu marido los leyera… En fin, en cualquier caso, éste sí es un espacio constructivo y no necesitas del anonimato. 

Quisiera contarte que una manera de entender algunos errores que cometemos, se explica por una suerte de acto en el que inconscientemente estaríamos buscando la reacción del otro (en este caso, de tu esposo). A veces, estos actos son una expresión como de desquite por lo que uno vivió (la infidelidad del marido) o una suerte de sacudón de “libertad” ante alguien a quien nos sentimos sometidos. Se trata de una acción que lleva un mensaje adicional de desafío, porque inconscientemente “lo expongo como para que se entere…”. 

Algunas veces, se trata de un vuelo romántico hacia lo idealizado que ahora está ausente en la relación… En fin, se pueden hacer muchas especulaciones para tratar de entender, no solo lo que hacemos sino también el sentido de las reacciones que podemos provocar con ello.

De hecho, algo no camina en la pareja si él ha sido infiel y, en tu caso, hay fantasías y juegos que buscan rescatar alguna ilusión. Es cosa de pensar en ello, pero sin ese trasfondo de culpa y perdón que no se logra. El verdadero perdón surge de la mejor comprensión de lo que pasa.  En tanto así, no hay nada que perdonar y sí mucho que comprender y… resolver.

Por lo pronto, importa mucho ver que tu marido se ha quedado muy inseguro con el solo registro de que puedas haber pensado en otro como alternativa a él. Lo que en el fondo se mueve es un temor a perderte, pero leído ya desde su propia inseguridad. Está pasando por un problema que no logra resolver y lo podemos comparar, no sé si lo entiendas… con una criatura en berrinche porque su mamá lo dejó y él la necesitaba.  Se asustó mucho y se llenó de rabia a la vez, de manera que cuando la mamá regresa, el infante la rechaza y la agrede… Le es difícil retomar la relación. En esos casos (en los del berrinche) puede llegar a ser violento y muy difícil de manejar. Más aún si la pareja se siente con culpa o justifica ese comportamiento sometiéndose o aceptando la expresión violenta.

Es preciso restablecer los límites y el sentido de la relación, empezando por plantearse si ésta es viable en las actuales circunstancias. Lo menos saludable es mantenerse a toda costa juntos y menos cuando hay maltrato físico y/o psicológico. 

Lo que permite algún alivio es aceptar la idea de separarse, sin sentir que el mundo se viene abajo. Hay que parar el vértigo de las emociones desatadas, dialogar serenos y negociar de manera adulta, acerca de si siguen juntos o se separan. Cuando se pierde la confianza, es difícil pero no imposible rescatarse.  Se necesita que este episodio les sirva para madurar (no para entrar en la irracionalidad inmadura en la que están).

Si no pueden solos, busquen ayuda.  No lleguen a un extremo de frustración y violencia que haga inviable el reencuentro. Nada de “me siento morir”. En estas circunstancias lo único que debe morir es el miedo, como dice Neruda.




2016/09/15 Un chico grande… pero chico

mi mujer me trata muy mal verbal y a veces fisicamente, hace tiempo que como soy mayor y no tengo ganas de sexo con ella porque hirio mi sensibilidad no la soporto pero la trato my bien por respeto y por nuestra hija que crezca sana pero ya ultimanete se pone tan mal que rompe todo lo que tiene a su alcance cuando le dan los ateques de furia por cualquier pregunta que yo haga y la trasgiversa diciendo que la trato mal cuando solo le pregunto algo empieza a gritar y acusarme a mi de mal trato no netiendo nada lo que le pasa y lo que mas me preocupa es que me hacer perderle el carino y solo aguanto estar con ella por nuestra hija pequena. que me aconseja que debo hacer-Siempre quiso separarse de mi sin razones y le trate de convencer que no lo haga porque la amaba de verdad, hice mucho por ella y su familia, siempre estuve con ella nunca la engane pero ya se pone la cosa insoportable a tal estado que tengo un estress y la presion sanguinea descontrolada y estoy cansado de ver medicos no soporto esta situacion y no se como solucionarla porque si se lleva mi hija no pdria soportarlo. A ver que me dice Saludos



Para empezar, creo que, en propiedad debería hablar de “su esposa”, porque no está ocupando el lugar de “mujer” en su vida; no hay vida sexual y, quizás, quepa el llamarla “la madre de mi hija”, ya que el sexo sólo parece haber alcanzado lo suficiente como para procrear… En tanto así, es posible que la intención más que nada haya sido tener una hija. A esto podemos sumarle una apreciación adicional: que su esposa es en realidad como una hija y se porta como tal, como una adolescente rebelde.

Usted parece ser una suerte de papá de las dos, pero, en realidad, es como un chico a quien su hija debe aconsejar. Me da la impresión, entonces, que es usted como un chico grande que no calza en el rol de padre, que no tiene control porque solo sabe engreir, seguramente porque usted también lo fue.

Lo más  probable es que necesite usted a su esposa como un remedio contra la sensación terrible de quedarse solo. De hecho, la situación le origina síntomas físicos, debido a que parece que lo angustia mucho que lo dejen; entonces, hace lo imposible por retener a su acompañante, a cualquier costo.

Amigo, no sé qué edad tenga usted, pero creo que necesita aprender a vivir, lo poco o mucho que le quede. Debe liberarse de los sentimientos de pequeñez y vulnerabilidad, que lo habitan.  Esto llevaría a que se comporte como un adulto, capaz de ponerle límites a su esposa, dialogando con ella de forma madura, no dejándose maltratar ni continuar en la posición de "víctima".

Busque un espacio para conversar con un terapeuta, “aunque sea por su hija”, ya que a ella le va a ir mucho mejor si siente a un padre menos vulnerable, como la figura paterna que usted muestra. Necesita apoyo, no engreimiento. Su hija no debiera estar en el rol de quien tiene que sostener al padre…”Que crezca sana”, depende de ello.

2016/09/15 Tener paciencia…

Buenos días!
Quería recurrir a vosotros para ver que opináis o consejo me podéis dar sobre una chica que estoy conociendo la cual me encanta y según ella me ha dicho yo le encanto también. Es la típica que lo ha pasado mal con los hombres y se ha autoimpuesto la dichosa coraza.
Quiere conocerme e intentarlo, me ha pedido paciencia. Pone interés solo que va y viene. Hay momentos que se vuelca conmigo y otros esta mas distante.
Yo ya he quitado algunas corazas y al final no salio bien pero aun así esta chica merece la pena. Me da coraje tener que pagar por unos sinvergüenzas cuando yo soy buena persona. La esperanza es que me quiere conocer y me pidió paciencia para confiar en mi.
¿Qué debería hacer?



Repito: tener paciencia… Ella lo ha dicho y es pertinente.  Pero, no es fácil tener paciencia. No se trata, tampoco, de ningún castigo “porque tengo que pagar lo que otros hicieron”. Por ahí, vamos mal. Tener paciencia es en realidad la cuota de renuncia a nuestras expectativas de inmediatez, en principio, porque la finalidad vale la pena.

Pero, más allá de eso, la paciencia y la tolerancia son ingredientes indispensables del amor maduro. Es más, aún con toda la paciencia del mundo, es posible que, al final, ella no termine de confiar y llegue a separarse. Tenemos que estar dispuestos, entonces, a tener paciencia, incluso sin esperar “el premio”, sin enrostrar que tuvimos paciencia y que, por tanto, algo se nos debe. 

La paciencia debe ser gratuita; es el empedrado que sostiene el encuentro en la vida cuando aceptamos al otro como es, en proceso de ser, siendo; en este caso siendo con nosotros, creciendo en el nosotros, aprendiendo a que éste es un camino de libertad y no de atadura. Es cuando, entonces, ambos pueden encontrarse, ser uno y dos a la vez.

Es cierto que necesita conocerte, cosa aparentemente simple, pero muy compleja. Ella aún ve en ti el reflejo de su pasado, de sus experiencias.  El asunto es que, después de muchas cosas que te pueda adjudicar, puedas sobrevivir y estar allí, como esa "persona diferente" que eres tú, sin dejarte atrapar por las cosas que ella pueda provocar en ti para que reacciones y te coloques en el rol de sus fantasmas.

Esa paciencia, volviendo a ese tema, implica, también, que no debes sacrificar, para nada, ese “ser bueno” que dices ser, y que ahora está a prueba…  ¿Eres bueno? La paciencia debe poder tolerar la frustración, esperar hasta que ella “te vea”, "te encuentre"… tal cual eres.  Si no ocurre así, quizás, entonces, hiciste lo que mejor pudiste.  Sigues siendo bueno pero no ideal; la paciencia encontró su límite…  Solo tú sabrás si te encontró realmente a ti o a lo que ella quiere encontrar.  

Entonces, no se trata de ser bueno solamente; nadie es perfecto y, por supuesto, tampoco tú.  Entonces, cuídate de no caer en la trampa de la idealización que es tan linda como peligrosa.  Ni tú la idealices ni dejes que te enceguezca el que lo hagan contigo. Simplemente eres o, mejor dicho, simplemente son seres imperfectos, que se deben tener paciencia como para reconocerse como tales.

Bueno. Celebro que me hayas tenido paciencia… ¡Suerte!

2016/09/12 El difícil reto de la maternidad

Hola!
Primero que nada,felicitarle por leer todos esos mensajes y contestar a cada uno en la pagina web,pues yo como no encontre la opcion de dejar el comentario en la pagina,queria enviarle un email explicarle un poco lo que me pasa..
Intentare explicarme lo mejor que pueda..
  Hace dos años me quede embarazada, y la verdad esq me alegre muchisimo,fue el mayor regalo que Dios me pudo dar.
En esos tiempos estaba muy bien,una persona alegre,simpatica,con sentido del humor,con muchos amigos,y x lo menos mas segura d mi misma,en cambio ahora no logro reconocerme,estoy muy nerviosa,apagada,quiero muchisimo a mi hijo pero no logro tener la paciencia necesaria,aveces mi marido tambien me lo nota y me dice que no estoy bien,y como si no fuera demasiado ,las amigas parece que se ponen em mi contra,me he vuelto muy insegura,me cuesta muchisimo decir lo que siento a la gente,x no discutir prefiero guardarmelo para mi,y siento que he guardado tantas cosas que siento que voy a estallar,no se si es una depresion,tampoco se a quien contarselo,y no se si alguien mejor que usted me podria dar algun consejo...
Para mi seria muchisimo mejor contarlo en persona,son muchas cosas que contar y se hacen mas facil supongo,escribirlo me cuesta mas... Si tuviera medios iria a un psicólogo de pago,pero ahora mismo no dispongo de eso medios,ya que solo mi marido trabaja...
 No se si me va a contestar a este mensaje,pero x lo menos me siento un poco mas aliviada , gracias !


Estimada amiga, no es simple el proceso de hacerse madre, se mueven muchas cosas y con demasiada frecuencia no se logra la sintonía necesaria con el bebé y esto nos genera conflictos y culpa, lo que a su vez perturba la relación poniendo en jaque nuestro equilibrio emocional y, por cierto, el del bebé.

A la hora de hacerse madre, suelen surgir emociones a partir de su propia infancia, del propio nacimiento y de la calidad de la relación que usted tuvo con su madre en este periodo temprano. 

También, se pueden movilizar otras emociones personales, como que el bebé nos obliga, nos ata, nos posee, nos limita y no estamos preparados a la renuncia personal que esto implica.

A veces, detalles del nacimiento interfieren; por ejemplo, que haya nacido por cesárea o que hubo problemas de parto, el momento en que nace, la relación con la pareja...  En fin, hay una multitud de factores en qué pensar. 

Incluso, existe un desequilibrio que se conoce como “depresión puerperal”, que se da cuando hay predisposición a desarrollar desequilibrios emocionales, muchas veces a partir de antecedentes familiares.

Si es que ha tenido una buena relación con su mamá o si existe una suegra con experiencia, es el momento de pedirles ayuda, con humildad. Entiéndase que está necesitando esa ayuda y requiere de alguien que en la vida tenga esa experiencia bien recorrida, lo cual supone que, además, pueda ser comprensiva y tener paciencia, la paciencia necesaria que a usted le está costando tener.  Los resultados no serán inmediatos, pero si emprende el camino de dejarse ayudar, el resultado es seguro. 

Ahora, si no funciona esta ayuda y sigue sintiéndose igual en unas semanas, mejor consulte con un psicoterapeuta; los hay que se dedican a facilitar el vínculo temprano. No deje pasar las cosas, sería lamentable a futuro, para usted y para su hijo.

2016 09 12 “Probablemente ya…” historia de un amor imposible

Mi problema era del corazon y creo que se me fue a la cabeza, de antemano gracias por abrir este espacio de libertad. 
Mi nombre es Nova, tengo 25 años y tantas historias que me siento de 100, tengo una relacion que cumple conmigo 11 años el proximo noviembre, fruto de ella una hija de 8 años, siempre he sido una madre entregada y ademas mi mente me pide mucho conocimiento por lo cual el desarrollo intelectual es primordial para mi equilibrio y gozo de exito profesional.
Hace 3 años tuve una crisis con mi esposo porque al graduarme de la universidad mi mente me mostro todo lo que podia lograr o hubiera podido si a mis 22 años no tuviera una hija de 5 y una relacion estable. El problema fue que esto lo comprendi porque conoci un hombre con quien me siento afin completamente, paso de todo, sueños, promesas, un amor muy intenso en muy poco tiempo y completamente clandestino,el tenia su novia y yo mi esposo. 
El amor entre nosotros fue algo que nunca he leido, increiblemente grande, era real, eramos tan compatibles en proyectos sueños sentimientos costumbre s y demas que yo que siempre fui el bicho raro me senti agusto,los años pasaron volando, el era mi escondite, mi confidente, me aterrizaba la imaginacion tan volatil, me ayudaba en mi proyecto de ser unica y mas sabia cada dia, me entendia porque era como yo. 
El me amo, pero es facil entender que aunque el era mayor, yo traigo conmigo mucha mas vida.
Me dejo muchas veces, yo deje a mi esposo y me cambie de ciudad, logre alejarme de el todo un año, aun asi estaba en un luto impresionante por haberlo perdido, ella podia darle lo que yo ya no, el queria hijos yo no puedo darselos, el queria viajar, yo estoy anclada, el queria ser mi dueño y yo ya tengo 2. Nunca pude dejar de pensar que no me alcanzo para tenerlo, aunque le di todo lo que pude.
Ambos nos hicimos mucho daño porque tan pronto peliabamos cada uno corria donde su respectivo y asi era como mas nos dañabamos, aunque yo puedo decir con seguridad que el nunca dejo a su esposa.por motivos que tambien comprendo en los seres humanos.
En un ataque de soledad regrese con mi esposo pero el me traiciono, en ese momento no podia estar peor, en una crisis de panico mi unico pensamiento fue saltar por la ventana y sin titubear lo hice. No queria una vida fingiendo amor y recibiendo amor fingido. Fui egoista y tonta. En fin. Mi esposo que estaba en la habitacion me salvo. Despues de ese intento fallido, volvimos juntos a niestra ciudad donde seguiamos juntos y el seguia engañandome.y yo sabia que era el Maldito karma. Tan pronto tuve conciencia de que pude haber muerto corri a buscar a David para decirle que casi muero sin verlo de nuevo que lo ectrañaba que aun moria por el, que no tenia vida....... el me dijo que estaba iniciando un plan de vida con su novia y ahora vivian juntos.
Yo estoy claramente obsesionada, cuando me busca siempre estoy ahi, no espero nada de el, no quiero que sea mio, pero nunca quiero dejarlo ir, lo busque mucho y el aveces respondia bien, otras mal otras nada, habia rechazos, plantadas, ...... y yo ahi estaba, me ha dejado y vuelto y yo ahi he estado, su esposa se dio cuenta que le escribo y quiso dejarlo, me llamo me amenazo, me dijo que no lo acosara mas que habia echado a perder su vida pero.... hace tiempo el echo a perder la mia y yo no he podido recuperarla cada dia al abrir los ojos pienso el el y luego siento una necesidad de salir corriendo y dejarlo todo.estoy con 15 escitalopram me sirvio antes ahora, no se que pensar.

Mi esposo me ama y se que siente que yo pienso en David, no se atreve a decirlo, el problema es que no puedo controlar esta obsesion me duele profundamente el alma por pensar que lo acose, que esa no soy yo. Y peor aun, que lo amo muchisimo y que si vuelve aqui estaria yo y que uno de mis mas grandes deseos es volverlo a tener.




Estimada amiga, lo que pongo como título es de una canción que seguro conoce y que probablemente canta, el asunto es que representa la historia de un drama que raya en tragedia (estuvo a punto de matarse) y que, necesita de una elaboración profunda en el sentido de los conflictos que implica y que tiene usted que resolver.

Lo primero que puedo comentar es que connota un apego excesivo, que habla más bien de una reiteración de carencias suyas en cuanto al propio afecto y la capacidad para separarse y “seguir viva”, es decir, encontrando una continuidad afectiva en otra relación, en particular con usted misma, aquello que supone el sostenerse suficientemente bien desde su autoestima. 

Lo que muestra como un gran amor es una idealización que no acepta los límites de la realidad que se muestran reiteradamente. Créame que eso remite a los primeros comentarios de cuando usted descubre que vale… a partir de él… en realidad su debut tan temprano como esposa y madre habla de que no tuvo tiempo de madurar lo suficiente para tener la autonomía y la real valoración, de lo que seguramente es usted y puede como persona. El tema es que le juegan una mala pasada sus necesidades afectivas en donde es demasiado fuerte la dependencia y la sensación del otro como “indispensable”.

Si se da cuenta, se está pasando la vida en un escenario triangular en el que no tiene estabilidad sino un permanente conflicto, esto me hace pensar en que realmente no ha logrado la madurez en el amor… y esto no se resuelve con escitalopram o algún otro medicamento; lo que requiere es una psicoterapia psicoanalítica a fondo que la ayude a integrar mejor sus emociones y el sentido de aquello que llama Karma, cosa que requiere manejar de otra manera.  Es un problema a resolver, más que un destino al cual someterse.

Tómese en serio a usted y deje de desgraciar su vida. Dedíquese a descifrar el mensaje de este drama; que no llegue a la tragedia de malograrle la vida y sienta que no hay opción. 

Busque ayuda, está a tiempo. Éste es el primer paso, atrévase a dar los siguientes. Insisto: necesita encontrarse a sí misma más que nada en la vida. Sea Nova porque si no, no va… Nova es “nueva”.  Renovarse es el reto, ¡no lo olvide!

2016/08/29 Atrapada por el resentimiento

Hola. No tengo idea si esto funcione. Pero no tengo dinero para ir a ningún psicólogo. Muchas veces estoy muy confundida.  Siento que soy una muy mala persona... pero que trata de luchar contra eso, ayudando, pensando cosas positivas..pero siempre siento que soy muy mala persona.algo que merece lo peor de lo peor...Mi casa, mi familia... ahí ese lugar se convierte muchas veces en el lugar más incómodo del mundo..aparentemente somos 8 personas...mas la hija de la hermana..no quiero saber nada de ellos..apenas hablo con mi madre....hace varios años deje de intentar entenderlos...pelea tras pelea...aguantar todo... casi no hablo con nadie desde que cumplí 17 años ..Ha sido un espacio muy feo...no me hacerlo..ha sido un espacio muy feo...no considero familia, no los quiero.....sigo viviendo en esa casa porque no tengo a donde ir...cada vez me lleno de más odio...y más rechazo de parte de todos....es como si yo siempre fuera una pieza sobrante...En fin, siento que todo lo que he hecho es en vano, porque sigo sintiendome asquerosamente mal...que finalmente todo lo que he tratado de hacer...para tomar un poco se aire y vivir....es mentira, nada sirve...y todo termina igual..ya no quiero a nadie, en la calle también he aprendido sido a ser muy desconfiada y a odiar más.....dicen que si no quiero a mis hermanos tampoco quiero a Dios ....entonces, pues debo ser un monstruo que no quiero a nadie y siempre he estado sola...siento quee odio a mi misma más a que a nadie...Entonces no se que COSA soy ni para donde voy.....han pasado tantos años y no que que cosa soy....nunca he sabido para donde ir..siempre he tenido mucho miedo....no se hasta cuándo dure con esto. Se repite toda mi vida.He ido a 3 psicólogos antes, el primero fue un anciano q solo me recomendó pastillas..los dos siguientes me hacían conversar con ellos, y me sentía mejor, empecé a cambiar un poco y ya no me sentía tan mal. Hace más de un año deje de ir porque ya no tengo dinero suficiente. Escribo porque estoy estancada en un punto donde estoy practicante sola.....con mucho resentimiento, y pensando que hacer, porque ya estoy muy cansada mentalmente. Si he pensado en el suicidio. O quizas me vuelva loca..antes yo no era así...


Estimada amiga, qué penoso ver que te debates en la impotencia y te apelmazas en la tremenda paradoja de una dependencia llena de resentimiento. Es decir, dependes de tu familia más de lo que te imaginas.  Aún esperas de ellos algo, un lugar, afecto, reconocimiento.  Esperas tanto que estás llena del vacío de respuestas que no llegan o no son lo que deseas y se convierten en ese sentimiento pegajoso que es producto de la frustración (lo que deriva en resentimiento).

Estás viviendo en un ambiente totalmente contaminado y contaminante, en un círculo vicioso que no puedes romper. Veo que tratas de conectarte con lo bueno de ti y de la vida, pero, necesitas arriesgar todo por cambiar. Sugiero que te vayas de casa. Busca alguna actividad que te lo permita.  Te será difícil, pero no se trata solo  de que te vayas, tienes que tratar de que, en cualquier otro lugar, prevalezca tu lado sano, la persona que sabe que ser amable hace que sean amables contigo.  Pero no seas amable solo porque te tengan que devolver esa amabilidad,  Simplemente hazlo, no esperes que se te devuelva, sé generosa, sin esperar a cambio nada.  

Trata de aprender a no sentirte afectada por las cosas.  Piensa siempre que mucho depende de cómo tomes las expresiones de los demás hacia ti. Trata de ser positiva en tu lectura de esas expresiones.  Toma lo mejor de los demás y ponte en disposición de no juzgar, criticar ni condenar. 

Parece que no has encontrado todavía la razón para vivir.  Quizás por ello valga la pena dedicarte a ayudar al resto.  Aprende a quererte queriendo, perdonando, aceptando los humanos errores.

Me haces recordar un caso que traté hace un tiempo.  Esta persona vivía en conflicto con la familia y convinimos en que, si tanto la mortificaba, por qué no se iba a empezar de nuevo, en cualquier parte. Y lo hizo. Trabajó en hoteles en labores de limpieza, luego como asistente y a continuación llegó a un cargo mayor en el último hotel que trabajó (donde trabaja aún y es muy apreciada por sus jefes). Llegó a hacerse cargo de sí misma y a valorar y cuidar lo que tenía, cosa que no podía hacer estando en su casa, dependiendo de sus padres. 

La vida también es una terapia. Es cuestión de orientarnos hacia lo que quisiéramos lograr y luchar por ello, en vez de desgastarnos en críticas a nosotros mismo (“soy mala”) o a los demás…

En suma, toma una decisión: tienes que cambiar de ambiente y dedicarte a tiempo completo a la tarea que elijas en el camino de encontrarte.  También, se trata de cambiar el ambiente interior.  Quizás esto parece difícil, pero no lo es tanto si sabes que esa es la ruta. Trata de  encontrar la forma de no enojarte ni resentirte sino, más bien, de generar el encuentro con un ambiente amable, haz esfuerzos por recuperar la capacidad de sonreír y agradecer a la vida las pequeñas cosas que no tenemos en cuenta porque nos estamos fijando más en lo que nos falla o nos falta y no en lo que tenemos o logramos. 

De ti depende tomar esa decisión Deja de tenerte lástima y recoge el coraje necesario para hacerte cargo de tu propio destino. Pregúntate por qué sigues tan pegada a ese ambiente tan hostil. ¡Te deseo suerte!  

2016/08/29 Venciendo la timidez

Buenas noches. Soy una chica de 29 años. Siempre he sido una persona tímida pero hasta ahora esto no me había supuesto ningún problema ni le había dado mucha importancia. Desde hace unos meses, me estoy dando cuenta de que mi timidez cada vez va a más y cada vez me está generando más problemas: mi pareja se aburre cuando estamos solos, cada vez quiere hacer menos cosas conmigo, me cuesta mucho tiempo y trabajo conectar con la gente y cada vez me veo más sola. Me gustaría saber de qué manera puedo sociabilizar más. Gracias de antemano


Quizás debo empezar contándole que yo también soy tímido. Nadie lo creería… El asunto es que toda mi vida me esforcé por que la timidez no me limitara. Si algo me causaba temor, hacía lo posible por enfrentarlo y superarlo. Estuve, además, muchos años en psicoterapia, aprendiendo a soltar mi mundo interior y a vencer mis fantasmas.

A la mente tenemos que mirarla como hacemos con el cuerpo: si queremos estar en forma, pues hay que ponerse a hacer ejercicios o ir a un gimnasio. La mente tímida está debilitada por la noción que se tiene de uno mismo y cada vez que nos dejamos vencer por el temor, debilitamos más esa sensación, a la que solemos llamar autoestima.

Entonces, por lo que narra, se acostumbró usted a funcionar con esa timidez, hasta que empezó a sentir que le causaba problemas… ¡Bien!  Lo primero que tiene que ocurrir es que si tenemos una conducta que no deseamos, que nos genera problemas, empecemos por cuestionarla. A partir de ese momento, tenemos que empezar a ejercitarnos, enfrentando situaciones que nos atemorizan: hablar con la gente, mostramos tal como somos (sincerarse), no estar siempre en lo mismo (salir de nuestras “zonas de confort”), mirar a la gente a los ojos, sonreír a los otros, tomar iniciativas en la relación de pareja, no esperar que el otro decida y disponga todo. Se trata de plantear algo que no sea el consabido “¿tú qué quieres?”sino, más bien, afirmaciones como “quisiera ir al cine a ver…” o cualquier cosa que parta del deseo de uno mismo.

Al proponerse este cambio, seguramente puede apoyarse en sugerencias de auto ayuda, que abundan en internet, El asunto es identificarse y comprometerse con la propuesta y jugarse la vida en llevarlo adelante.

Una opción, por cierto, es que, si no puede sola, visite a un psicoterapeuta, que es como los “personal trainers” de los gimnasios”.

Recuerdo que Diana, la princesa de Gales, era muy tímida y logró cambiar mucho con asistencia múltiple, en cuestiones de su arreglo personal, aliento a sentirse ella misma, a poder sentirse como una mujer y no una niña, arriesgarse a decir y hacer cosas, etc. Cambiar se puede: hay que proponerse lograrlo, luchar por ello y las cosas cambian… Suerte.

2016/08/17 Experticia sexual y sexo anal.

Hola!
Tengo 33 años y ahora mismo estoy con un chico negrito. Hemos tenido un par de encuentros y quiere practicar el sexo anal. Yo lo he heho anteriormente y me ha resultado placentero pero cuando mantengo ciertas posturas con él practicando el.sexo vaginal noto que me duele algo porque su pene es grande y grueso. Mi duda ahora es si intentar rl anal o no porque tengo miedo de sufrir desgarro. Me pregunto,las negras tienen màs recorrido en el intestino grueso?tienen ellas màs profundidad vaginal?porque no lo entiendo. Gracias


Bueno mi querida amiga, parece que anda usted explorando emociones y placeres que se permiten integrar lo desconocido. Dentro de ello, nos da un testimonio de la fama de “los negritos” de tener un atributo masculino privilegiado en cuanto a proporciones.

Singularmente, desliza el tema del acercamiento ínter racial, si es que para tener sexo con un compañero de raza negra hay que tener complementariamente atributos que solo tendrían las de la misma raza. 

En este sentido, pudiera ensayar una explicación a partir del hecho observable de que sus mujeres suelen tener un prominente trasero, que haría que penetrar en la manera biológicamente natural requeriría mayor elongación del pene. 

El coito anal no necesariamente ingresaría por esta explicación.  De hecho, en general, el sexo por esta vía choca con variables anatómicas y fisiológicas, en cuyo primer plano está la dilatación del esfínter anal y el deslizamiento por el tracto rectal, que requieren de una adecuada dilatación y lubricación.

Si hay temor, la reacción natural será la de contracción del esfínter, lo cual hace impensable el ejercicio. Entonces, un tramo a recorrer es el de encontrar el momento propicio de confianza y relajación, conjuntamente con un nivel de excitación previa que vaya integrando la zona anal, partiendo de los previos en los que las zonas de estímulo mutuo requieren de una cierta sintonía, para mantener el equilibrio y que no se pierda la gradiente excitatoria. 

En segundo lugar, si van por la vía anal, quizás deban empezar de a pocos; introducir un dedo, luego dos… y que esto vaya acompañado del uso de una suficiente lubricación adicional. A todo esto tiene que sumarse una paciencia y disposición para lograr la penetración. Importa mucho observar si hay consecuencias de desgarro.  Muchas veces aparecen después, al día siguiente a la hora de defecar. Por último, existen cremas que venden en los sex shops que sirven para la dilatación.

Se entiende que quien tiene un pene grande tiene que medirse en el impulso de penetración. Las señales de tope o límite anatómico son una parte, tanto como las señales de dolor de la pareja. Es ya cuestión de ingenio adoptar las poses para que la sensación y el trámite coital no tengan que estar tan interferidos por el tener que tener demasiados cuidados.

Recomendaciones: el sexo anal sin protección (condón) es peligroso para el varón; éste queda expuesto a una zona sumamente séptica. Es importante que, una vez que se ha transitado por las vías anales, no se pase a la vagina, porque sería como sembrar de microbios una zona muy susceptible. Otra cosa, a veces el dolor de la penetración vaginal proviene de presionar zonas que están inflamadas (ovarios, por ejemplo), dato que  es necesario compartir con el ginecólogo.


Y… bueno,  ¡que la pasen bien!

2016 08 17 Depresión Mayor

Estimado Dr. le agradezco se haya tomado la molestia de abrir mi correo... Soy una mamá mexicana. Mi hijo tiene 29 años y estoy desesperada porque ha ido con muchísimos doctores y nadie le resuelve su problema. Le resumo. Empezó sintiendo una tristeza muy grande sin saber por qué,  que lo imposibilitaba de todo literalmente.  Lo trataron con medicamentos para la depresión, sin mucho éxito porque los efectos secundarios lo hacían sentir peor (mucho sueño, cansancio, desmotivación etc. ) y sentía que su capacidad intelectual iba disminuyendo (mi hijo era un chico sumamente brillante y muy exitoso) hace aproximadamente un año, le hicieron un EEG del que resulto "Una disfunción subcortical profunda" no entiendo muy bien que es, pero le empezaron a dar muchos medicamentos la mayoría creo eran para tratar esquizofrenias y manías (no se si estén bien indicados)... pero el sigue sintiéndose muy mal, algunos de esos medicamentos fueron:
Citox (escitolopram), Clorazepam  y uno que no recuerdo el nombre, pero  después de tomarlo le provocó que se le tapara nariz y se le cerrara la garganta con una hinchazón en la cara. El último al que le cambió fue la risperidona, yo leí los efectos secundarios y me da mucho miedo... quisiera que usted me dijera si mis miedos son fundados... el problema también es que ya esta cansado y no quiere ya tomar nada. ¿Usted cree que en base al EEG se esté tratando adecuadamente? Yo he pensado pero no me atrevo por temor a equivocarme... que pruebe a dejar los medicamentos, dar una buena suplementación (vitaminas minerales omega etc) y ver como se siente.
De corazón le agradezco el que pueda darme su opinión. Por lo menos ahorita que estoy sumamente nerviosa por ese nuevo medicamento.



Estimada amiga, lo más importante para enfocar un tratamiento es el diagnóstico. Por lo que describe, de la sintomatología de su hijo, podría ser una Depresión Mayor, componente de una forma de trastorno bipolar. Sin embargo, importaría que se descarte una esquizofrenia u algún otro trastorno.  

Como comprenderá, la comunicación por esta vía no me permite hacer un diagnóstico adecuado, tal como uno lo consigue cuando uno tiene la entrevista directa con el paciente y encuentra mejor argumentación clínica para los objetivos de diagnosticar y orientar el tratamiento.

Es indispensable el tratamiento permanente, insisto, en base a que un buen profesional tenga claro el diagnóstico. Lo más probable es que se trate de un trastorno bipolar con Depresión Mayor como manifestación predominante.

El registro del EEG, en realidad es complementario y de alguna manera difuso, pero muestra alteraciones de función en zonas que tienen que ver con la afectividad, lo cual va en sintonía con el cuadro clínico.

Los psicofármacos suelen tener efectos secundarios y la elección de tomarlos considera lo que se llama “el mal menor”, es decir, si corrige el trastorno mayor, habrá que tolerar estos efectos. Se trata de buscar el medicamento que mejor le vaya, sin reaccionar “pateando el tablero”, es decir, requiere tratamiento "sí o sí". Entonces, con su médico, hay que armarse de paciencia y encontrar las dosis y las combinaciones que mejor se adecúen a su caso, pero de ninguna manera dejar el tratamiento. 

Puede pedir una segunda opinión a un Psiquiatra que tenga mucha experiencia y la ayude en este caso, pero, tampoco se trata de ir dando vueltas buscando opiniones porque podría no estarse aceptando lo que ya es evidente. Si está claro el diagnóstico, es necesario persistir con el mejor de los profesionales encontrados o con quien mejor se entienda su hijo y seguir con el tratamiento con él. 

No apoye el rechazo al tratamiento, mas bien apoye la necesidad de hacerlo a toda costa. El riesgo es que si no se logra el control, el cuadro se va profundizando, presentándose riesgos, incluso para su vida.

Le sugiero que, si ya visitó a varios colegas, con alguno de ellos debe haber funcionado mejor. Retome el tratamiento de su hijo con él y comprométase a seguir sus indicaciones. Mantenga comunicación sobre las posibles molestias y juntos encuentren la solución y tengan la paciencia para superar las dudas. En ningún caso deje el tratamiento.