martes

Para Consultar

Haga clic en la palabra "comentarios",  abajo de esta entrada, y luego haga clic en "Formulario de Comentarios". Encontrará un recuadro debajo de "Haga su comentario". Escriba ahí su consulta. Donde dice "elegir una identidad", haga clic en ANÓNIMO y luego haga clic en "Publicar Comentario".  Le responderé de todas maneras aunque  puedo tardarme unos días.

lunes

2017 03 27 De la Candidiasis a la Candidez

Hola Doctor, estoy ante una situación muy delicada y no sé qué decisión debo tomar.
Le explico la situación. Llevo con mi pareja casi 1 año y medio, y todo siempre ha ido bien entre nosotros. El problema fue que empecé a tener problemas de candidiasis vaginal recurrente y ningún tratamiento llegaba a curarme del todo. Como era incómodo para los dos, ambos nos alejamos de las relaciones sexuales hasta tal punto de ignorar que existían. Aún asi y dentro de lo que cabe,estábamos bien juntos. Yo le manifestaba mi preocupación de vez en cuando y el me tranquilizaba diciendo que no pasaba nada, aunque alguna vez me insinuó el hecho de hacer un trío con una profesional para al menos desquitarse un poco y que yo también pudiera disfrutar (puesto que yo soy bastante abierta en cuanto a ese tipo de temas). Pero el tema quedó muy en el aire, y pasaron un par de meses en los que yo sentí que estaba más distante de lo normal. Tuvimos una gran discusión, y a partir de ahí todo fue a mejor, volvimos a tener relaciones sexuales, etc. Hasta que hace unos días me confesó que se arrepentía de algo, y me contó que un día llamo a una prostituta y fue a verla, porque le parecía una buena solución para desquitarse y poder estar conmigo sin sexo. Fue a verla y pese a que lo intento, no pudo llegar a hacerlo... Pero aún así, siento que me ha traicionado, me ha engañado y para mi es una infidelidad. Yo le quiero muchísimo, pero no se si voy a poder vivir con algo así. Ha roto toda mi confianza en él. Y por una parte, necesitaría hacer que el sintiera lo mismo que yo he sentido. Me ha dicho que se arrepiente, que jamás volvería a hacer algo así, pero que él no lo veía como algo malo, sino como una solución para calmar sus instintos. Yo estoy muy confusa, y no sé que pensar. Nunca creía que el sería capaz de hacer algo así, y mucho menos ocultarmelo. Me gustaría de verdad olvidarlo y poder volver a intentar empezar desde cero, pero no se si voy a poder ser capaz.
Espero que pueda ayudarme, gracias.


Estimada, creo que es una buena oportunidad para darnos cuenta de las  contradicciones que nos complican la vida. Si me dice usted que estaba abierta a un encuentro de a tres, con una profesional… ¿qué problema existe entonces en que él haya concurrido a donde una?… y, aún así, dando muestras de una fidelidad a toda prueba, expresada en su falta de erección… Se puede, por lo menos, entender desde esta perspectiva. Luego, lleno de culpa, le cuenta del episodio, quizás justamente para obtener el castigo por tener una culpa abrumadora, por haberse “portado mal”.

Singularmente, cuenta usted un episodio en el que se arregló vuestra perturbada sexualidad luego de una gran discusión. Puedo pensar que entre ustedes ya han existido sentimientos encontrados y mutuas tendencias a generar conflicto y reproches que han derivado en cercanías y distancias en lo sexual. Seguramente hay broncas guardadas respecto al sexo, inseguridades y contradicciones que vale la pena mirar desde el lado de la madurez de cada quien. 

Creo que la reacción que tiene es algo que necesita examinar. Si se fija, una de las soluciones que le surgen en la mente es “que él sufra lo mismo que yo”; el viejo trámite de la venganza... y ni siquiera como objetivo de que él, así, pueda comprender lo que le pasa a usted… En todo caso, el mensaje “comprensivo” de que podrían estar de a tres, es decir, aceptar que exista una tercera con quien él tenga sexo, quedó totalmente desvirtuado.

Muchas veces la candidiasis se enciende si la persona tiene estrés sexual. He visto casos en que aparecía cada vez que el marido volvía a casa después de viajes…  Me parece que necesita revisar un poco más a fondo el conflicto que le está generando el ser mujer, más aún el funcionar como tal. Puede tener alguna experiencia guardada que, teniendo origen en la infancia, no le permite la plenitud adulta.

Respecto a este incidente, bueno, se ha desencadenado, en apariencia, a partir de él, pero no deje de ver que en el inicio fue la candidiasis y la lejanía sexual que puede formar parte de un conflicto a resolver. 

En todo caso, no recomiendo que una relación se prolongue sobre las bases de una condena asegurada. Es, más bien, momento de aprovechar estas circunstancias para madurar relacional y sexualmente, para comprender las cosas de otra manera para que no se caiga en la condena irreparable o el sobredimensionamiento de las circunstancias.

2017 03 27 Tratamiento , sí o sí

Hola necsuto ayuda yo pase muy mamos momentos en la vida y no estoy bien varias veces quise matarme y me he cortado mucho pase dos años sin remedios consegui trabajo y estuve mejor pero de repente no estoy bien con mi esposo no tenemos problemas de violencia fisica o infidelidad pero no me comprende ni me ayuda a hacer cosas que me gusten de nuevo me siento sola y a veces cree que si critico algo me dice que lo deja de hacer como si fuera un regimiento me saco hasta que me clave una tijera en el.brazo hacia dos años que no tenia problemas pero el no me ayuda a estar bien y me pone muy triste siempre voy a estar loca? O sea el tener estos problenas para tomar las cosas siempre va a ser asi? No quisiera de nuevo tomar pastillas ne han hecho mucho peor pero siempre voy a estar asi? Si ya me corte diempre lo voy a volver a hacer? Porque realmente quiero y deseo morirme tambien para dejar de vivir haciendome mala sangre


Estimada, es evidente que tiene usted problemas depresivos que no van a mejorar solo con el buen trato de su marido o de los demás. Tiene usted evidentes tendencias a autoagredirse y a profundizar en su ánimo alterado.

No todo lo que nos pasa es producto de nuestra voluntad. Existen condiciones en las que, por una cuestión genética, se presentan trastornos del ánimo y se requiere de medicinas para controlarlo. Es como si fuera usted diabética y necesita insulina. Si toma los medicamentos, si entiende que lo que tiene es una enfermedad que necesita ser tratada, quizás no se reproche tanto ni se castigue por eso. No es su culpa, pero tiene que mantener el tratamiento. No se trata de calmarse y dejarlo. Tiene que mantenerse en el tiempo.

Si ha tenido la experiencia de que no le resultó el tratamiento, es cosa de cambiarlo, pero no de dejarlo. No caiga en el lugar de la victimización y sea usted misma la que sostiene la búsqueda de reencontrar la calma y una buena relación consigo misma. No es justo para usted seguir así. Los medicamentos pueden hacer maravillas… si usted busca mejorar. 

Vendría muy bien si, además de tomar pastillas, hace usted una psicoterapia. Piense que hay algo bueno en la vida esperando por usted, es cuestión de abrirse a la búsqueda.  Si no se abre, difícilmente llegará. Esta cartita es una apertura, siga las sugerencias y verá. Ojalá se anime a compartirlo cuando se sienta mejor.

Suerte.

2017/03/22 Decepcionada de mí misma

Buen día, Dr. Y gracias anticipadas por su ayuda. Le cuento, me siento triste, decepcionada. Resulta que conocí a un chico en las páginas de internet, esas que te encuentran pareja. Él tiene 27, yo soy 02 años menor. Salimos un par de veces, me fascinó, me gustó su madurez y forma de ser que me enamoré. Actualmente le pedí tiempo por 01 semana pero llevamos un poco más de 03 meses de relación. Resulta que me siento insegura, yo lo quiero mucho, desde el primer día de relación lo di todo, pero conforme fue pasando el tiempo empecé a ver en su celular fotos de sus exs, que todavía sigue en esa página en busca de conocer personas/parejas, que mantiene mensajes coquetos con sus contactos. Definitivamente me molestó y quise terminar con la relación, hace aprox 14 días me pidió una última oportunidad, que desde ahí iba a cambiar todo, que si fallaba él no iba a tener ni cara para pedir disculpas y quedaría todo ahí, entonces le di esa oportunidad. Pero por cuestión de cambio de chip de su celular con el mío porque necesitaba urgente un equipo y yo se lo presté el mío, a partir de ahí veo en mi celular capturas de pantalla de fotos antiguas con sus exs en un hotel, conversaciones donde invita a salir a nuevas chicas que están dentro de los 03 meses de relación. Yo sé que le di una nueva oportunidad y que a partir de ahí él ha estado actuando bien, al menos eso creo, pero me atormenta tener que ver eventualmente fotos en mi celular de sus capturas de pantallas pasadas. Tengo celos de su pasado, de su presente, he tenido otras parejas, nunca antes me sentí tan desconfiada y nunca alguien me había hecho sentir tan humillada y mal. Me siento decepcionada a mi misma por recurrir a esas páginas en busca de pareja y por haberle dado oportunidades pudiendo cortarlo todo desde su primera falta. Lo quiero mucho, pero tmb me quiero. Sé que él tmb me quiere porque no me ha fallado en otros aspectos. Pero perdí la confianza en él y sé que si no hay confianza la relación no tiene futuro. Dr. Por favor ayúdeme a aclarar mejor mi panorama para tomar una buena decisión y no arrepentirme de ella.


Estimada, tengo la impresión de que eres bastante “estructurada”, con las cosas muy bajo control. Te has permitido la aventura de dar a conocer tus deseos de estar con alguien por esta vía… Supongo que es una alternativa de los tiempos que corren, pero, me hace pensar que pudieras no contar con facilidades para el encuentro personal.

Y, bueno, apareció este galán, con recorrido en el mundo de las mujeres y con curriculum tangible (fotos, etc). Probablemente se trate de alguien que necesita reafirmar su masculinidad o que tiene fines poco claros, por decir lo menos. Sin embargo, parece tener alguna intención formal contigo.  Los afectos surgen así como las intenciones de prolongar la relación. Aún así, él es lo que conoces.  Su tendencia a buscar coleccionar chicas puede seguir, eso está más allá de tus celos o inseguridad.

Si se trata de continuar la relación, tienes que tener en cuenta lo que ya mencionas: nadie te asegura que las cosas serán diferentes. La confianza, como dices. es una moneda indispensable en el compromiso afectivo.  Está la promesa de que cambie, pero, de tu parte tiene que estar la convicción de que si hay algo de lo mismo a futuro, tienes que ser consecuente con la puesta de límites, o sea, terminar. A alguien le escuché decir “si te la hacen una vez, te lo pueden volver a hacer… pero si ocurre dos veces: te lo van a volver a hacer”.

En tu propio juicio y discernimiento está el tomar una decisión. Importa sobremanera que examines esa figura de la apreciación de ti misma: sentirte humillada, reprocharte, etc. Creo que no debieras tomarlo así. En todo caso, cabría indignarse.  Esta reacción es algo más cercana a la idea de una buena autoestima.  Piensa solamente si esta situación (y lo que pasó) es digno de ti.

El que haya tenido otras parejas es lo corriente, también tú las has tenido. El asunto es poder liberarse de la tendencia a no aceptarlo y desarrollar celos. Éso solo muestra inseguridad y poca valoración personal


2017/03/16 “Son tan pelotudas…”

Hola Doctor, me encuentro muy deprimida, mi problema es que yo formo parte de aquellas personas a las que nos falta inteligencia, algo inocentes y faltos de rapidez mental y se me hace muy doloroso convivir con los demás. Tengo mucho miedo de perder a mi pareja, la cual me llevó tanto tiempo conseguir, ya estamos en la tercera edad, aunque somos joviales.El me da muchas muestras de su amor pero a su vez me hace notar mis fallas, ayer por ej. de manera suave, risueña pero muy sincera me dijo: son " taaan pelot", le salió del alma. Y yo no comprendo como me puede amar. El es todo lo contrario a mi, inteligente muy sociable y divertido.Llevamos casi tres años de relación, no convivimos pero está en nuestros planes hacerlo.



Empiezo con esta expresión, "son tan pelotudas", porque creo que es lo que intentó escribir pero salió de esta manera (son " taaan pelot")  por cuestiones de su computadora. Pues bien, él se refiere a otras personas, si no me equivoco; y, además, lo dice de una manera que no es precisamente rabiosa, diría, sino, hasta de repente, juguetona. Pero usted se siente aludida, considera que la referencia es a usted… Si fuera tan poco inteligente como cree ser, ni se habría dado cuenta del detalle; lo habría entendido como que “hay otras personas que son…”, es decir, de forma literal.

Lo que ocurre es que es usted muy sensible, quizás extremadamente sensible e insegura, lo que la hace sentir permanentemente las cosas como juicios condenatorios o de desaprobación. Esto tiene que ver con  la autoestima y no con la inteligencia. 

Es cierto que la inseguridad, cuando dudamos demasiado, dificulta nuestra relación con las cosas, con los demás, mermando nuestra capacidad de concentración, porque estamos minados por la duda de si lo que hacemos o decimos está bien o mal. Esto resta nuestra espontaneidad creativa… 

Sin embargo, dice usted que son joviales, o sea que no está tan tensa como para no tener ese talante. Emocionalmente comparte ese lado de él que seguramente es el lado que la hace deseable para tenerla a su lado.

Creo que si se soltara un poco -de a pocos-, por ejemplo, reuniéndose con amigos así, joviales y sueltos, va a darse cuenta que puede estar al mismo nivel, con las diferencias naturales. Siempre hay quienes son más ágiles en el humor o la creatividad, el asunto es entenderlos y “conectarse”. No desarrolle prejuicios negativos sobre sí misma; suelte lo que tiene guardado; simplemente sea espontánea y las cosas irán cambiando. 

No dude de la disposición positiva de su pareja… Comparten ustedes la jovialidad. Deje de compararse con él.  Más bien, sienta que ustedes son  parte de una unidad.  Sea, también, en él, a través de él.  Festéjelo más a menudo en sus “salidas inspiradas” y, de repente, ayúdelo a poner límites cuando se exceda en sus críticas a los demás.


2017/03/16 Apoyo en caso de duelo

Buenas noches! Quisiera consultar sobre mi actual pareja que tiene problemas de depresion, por su relacion pasada y la perdida de un hijo. Como podria yo ayudarla? Muchas gracias.


Todos en la vida tenemos momentos en que se nos producen pérdidas y tenemos que afrontar lo que se llama un duelo, es decir, el tiempo que nos toma desprendernos de la sensación dolorosa de su pérdida o su ausencia.

Si una situación de duelo dura mucho tiempo y deriva paulatinamente en una depresión, es importante revisar si la persona tenía ya antecedentes depresivos, tendencias melancólicas. Si es así, la ayuda tendrá que venir del lado de un profesional, incluso podría requerir medicación.

Su ayuda en este caso tiene que partir de no alimentar el cuadro con una actitud sobreprotectora, no calificar a su pareja de “pobrecita”, por ejemplo. Se trata de comprenderla y acompañarla en su proceso, pero no de cargar con el problema, haciendo exageradamente las cosas que esta persona podría hacer, por ejemplo. 

Lo más importante es estar allí, disponible, sin presionar, sin criticar, con la paciencia de quien, sostenido por su amor, es capaz de esperar… el tiempo prudente, antes de decidir que ya es suficiente, que ahora toca recibir ayuda, que hay que reconocer que no puede sola.  Esto, con el tiempo, puede decidirse en algún momento, digamos, si dura más de 6 meses.

La pérdida de un hijo es uno de los retos más difíciles, pero, no por ello debe uno hundirse en la trampa del recuerdo, la culpa o algún detalle sobrevalorado. En eso ayuda mucho tener, en el presente, la opción de recibir afecto. 

Si usted toma la actitud  que le indiqué anteriormente, creo que le será más fácil a su pareja dejar ir la huella dolorosa del recuerdo del hijo.  Con esto, quiero decir que podrá recordarlo bien, aceptar lo incomprensible de su ida, como designios de Dios, del destino o qué sé yo, como algo que a uno no le queda otra opción que aceptar.

2017/03/16 Un esposo lindo, rico e hijo

Hola doctor , mi consulta es porque creo que tengo un trastorno compulsivo con mis pensamientos, ya que , no logro dejar de pensar en cosas que me gustarian que pasaran : siempre pienso en tener una familia con un esposo lindo, rico e hijo ,siento que esroy obsesionada con estos pensamientos porque cuando me quiero concentrar siempre añarecen estos pensamientos y dejo las cosas para ultima hora o no las hago por estar pensanso y visualizanso cosas irreales y no logro que pare . Gracias por escucharme.



Esta tendencia a repetir en su imaginación la fantasía o ensoñación diurna no necesariamente es un TOC (creo que  sabe qué es un TOC, un trastorno obsesivo compulsivo, porque lo mencionas en tu consulta). 

Mediante la construcción del título de mi respuesta ("Un esposo lindo, rico e hijo") aludo a que, en algún nivel de tu mente, aspiras a que la relación con tu esposo incluya su condición de “hijo” y, detrás de eso, "tapadita", tu condición de hija… El que sea rico supongo que alude a la idea de poder depender de él, que te pueda mantener para tener hijitos… Me recuerda a Susanita, el personaje de Mafalda.

En esencia, esta consulta puede incluirse en la anterior (2017/03/16  "El guapo de mis sueños me da miedo) y,  por tanto, me remito a las mismas sugerencias: consulta a un psicoterapeuta porque, si sigues así, es posible que desarrolles algo que se parezca a un TOC.  Estás envuelta en un tema de pasaje de niña a mujer que no creo que puedas resolver sola. Busca ayuda, No esperes a “ponerte mal” o tomar decisiones apresuradas de emparejarte. Necesitas consolidarte, fortalecer tu yo, madurar (o como se llame).   Espero me entiendas.

2017/03/16 El guapo de mis sueños me da miedo

Hola doctor, mi consulta es pprque tengo 20 años y no puedo dejar de imaginarme situaciones irreales que me gustarian que pasaran , es muy frustrante porque no me concentro y dejo de hacer las cosas hasta el punto que me duele la cabeza y en las nocjes no logro conciliar el sueño. No quiero seguir asi doctor , quiero concentrarme en mi pero esto me esta consumiendo y casi siempre pienso en escenas romanticas que me gustaria que pasaran , me considero una chica guapa y tengo bastante pretendientes pero nunca ninguno me parece como ese hombre que esta en mi mente y tengo miedo de quedarme sola .


Querida, a tus veinte, somos un hervidero hormonal que nos mueve las más variadas fantasías de cómo llevar adelante los mandatos de la naturaleza. Los humanos nos problematizamos porque, por la educación o por miedo, estas fantasías nos crean conflictos y nos terminamos reprimiendo.

Es cierto que nos tiene que acompañar la prudencia a la hora de hacer nuestras elecciones, pero lo tuyo es el equivalente a calentar el motor hasta que "casi" revienta. Entonces, te duele la cabeza o se te altera el sueño.

Ten presente que las fantasías son el anticipo de la realidad.  Uno fantasea como un ensayo previo.  Tú llegas hasta allí… Es posible que necesites apuntalar tu seguridad en ti misma.  El ser guapa, a veces te puede llenar de inseguridades o dificultades para alternar con los demás.  Puedes desconfiar de que sólo te quieran “por tu linda cara”. Y, además, no te facilita el ser “guerrera”, una persona que tiene que pelear por lo que le gusta o busca.

Sería bueno que te acerques a un psicoterapeuta para que te ayude un poco a acomodarte en ti misma y sostener la orientación de tu finalidad en los vínculos. Puede ser que por allí se te esté haciendo difícil crecer, dejar que salga la mujer y solo prevalece la niña.  Como sabes, las niñas grandes pueden tener aún la ilusión de encontrar una mezcla de príncipe azul y papá, cosa que no es fácil de digerir.


2017/03/16 Anorexia y bulimia

Buenas noches doctor ,mi consulta es por mi anorexia, actualmente tengo 19 años, a lo largo de este tiempo he tenido altos y bajos diariamente vivo haciendo dietas y si no las hago tengo atracones ,estoy desesperada ,nunca he recibido tratamiento por este problema porqué pensé que podía salir sola de esto pero veo que no ,estoy harta de esta situación, todos los días estoy de mal humor y ansiosa ya llevo más de tres años así,me siento perdida y abrumada ,antes mi papá era la persona que sentía que me podía ayudar pero ahora ya no tengo esperanza en nadie. Qué debo hacer?



Al momento de aceptar que tenemos un problema es cuando uno empieza su mejoría. Mientras tanto, uno se la pasa en estos menesteres a ocultas y convencidos de que tenemos todo bajo control.  Pero, en realidad, estamos perdidos, no podemos hacer nada; los fugaces momentos en que nos damos cuenta de que estamos atrapados nos mueven mucha angustia y fugamos otra vez al ritual de inhibirnos de comer o a excedernos en hacerlo.

Es evidente que necesitas ayuda. Lo primero es tratar de precisar cuál es el motivo de fondo. Pareciera que arrastras un trasfondo de angustia que, seguramente, nos remite a una historia de desencuentros afectivos con tus padres o problemas emocionales en la infancia. 

Termina de sincerar la situación y visita a un psiquiatra que te ayude en el diagnóstico y tratamiento del desenfreno de tus impulsos. Simultáneamente, haz una psicoterapia, tratando de reforzar tu conciencia respecto a lo que te pasa y de cómo has ido entrando a una versión contradictoria y dañina de la relación contigo misma.

Si empiezas un tratamiento, no lo dejes, así te sientas bien. Nuestra mente tiende a negar que necesitamos ayuda por un tiempo prolongado, hasta que podamos valernos por nosotros mismos.  En el momento en que nos dan de alta es cuando ya podemos haber vuelto a encausar nuestras vidas y logrado un manejo de nuestra voluntad. 

Hasta entonces, dedícate a atenderte y dejarte atender. Mientras tanto, irás volviendo a conectarte con el mundo y le podrás dar a tu vida el sentido que realmente quisieras. Los síntomas nos atrapan en una versión que nos distrae de lo que realmente importa, que  nos asusta, y, por ello,  nos refugiamos en esos rituales de comer en exceso o dejar de hacerlo.

¡Dále!  Ahí está la vida.  Tu anorexia y tus excesos al comer te están distrayendo. Encuentra el verdadero sentido de tu vida, ayuda a que se te ayude.

2017/03/16 Por qué casarse

Buenas tardes , estoy muy triste , llevo 6 años de relación con mi enamorado, y la relación en los últimos mese ha estado mal, parábamos terminando y regresando.Tengo 29 años y ya son 6 años, es mucho tiempo , ademas de querer ser madre y sabemos que en una mujer es mas difícil poder embarazarse a esta edad, soy creyente y virgen .Por concepción quiero entregarme a mi esposo, lo amo y quiero una vida con el, obviamente casarme, el año pasado hablamos de eso y se quedo a que en este año pasaría, pero con todos los problemas suscitados, el ya no hablaba de eso, ademas de que no me llevo muy bien con su familia, y el también lo pone como pretexto, xq converse con el y le dije que me había dado cuenta de que el realmente no pensaba en mi , que yo necesitaba casarme, no se que hice, si estuvo bien o no, el empezó a decir que yo solo veo mi lado , que no lo entiendo y q ademas por el momento no puede ofrecerme una vida buena, y no lo puedo entender pues es abogado y su sueldo es bueno, pero el prioriza en otros gastos como pagar un carro para su familia y cosas asi.Le dije que no era necesario que me diga que no quería casarse cuando eso es algo obvio y que entendía, y que ya era mejor no saber nada de el, pues me hacia mucho daño.Hoy estoy deprimida, le termine pero me duele mucho. Como seguir.Hice bien ?


Pareciera que usted ha tenido oportunidad de conocer bastante a su pareja. Lo ha visto cambiar de status profesional y material. Es decir, lo que usualmente contemplan ahora muchas parejas que necesitan tener la base económica resuelta antes de casarse. Pero, en este tiempo, también ha podido verlo en sus rasgos personales, el nivel de atenciones que es capaz de brindarle, etc.

Pues bien, ése es él, pero mucho de lo que ve en él es también producto de la interacción que ustedes han tenido en estos 6 años.  En las parejas, se estimulan emociones y rasgos que suelen ser “lo mejor que cada uno tiene para dar”.

En medio de este tiempo de conocerse, por sus convicciones religiosas, tengo la impresión de que usted ha intentado prolongar la relación porque el “designado” para ser el padre de sus hijos tenía que ser él. Quizás podría haber terminado antes. Es como que todo aparece muy formal y un poco “preprogramado”. Esto le otorga una cierta dificultad para conocer alternativas más afines con su forma de pensar o sentir el matrimonio, prevalece la noción de procrear como idea central, quizás la idea que acompaña este punto de partida sea que le deberá entrega y respeto total al marido… sea él como fuera.

Lo más probable es que esté tomando una decisión atinada.  También, uno se casa para tener armonía en lo personal y familiar.  Si la pareja no es la que encaja en nuestro sentir, pues es mejor terminar y buscar en otro lo que deseamos encontrar. 

Es duro. Duele terminar no solo con esa persona sino que se trata, también, de toda la ilusión que se puso en él. Pero, es momento también para examinar qué es lo que usted pudiera haber puesto o dejado de poner para que las cosas hayan llegado a este punto…  Quizás necesita flexibilizar su forma de ser. Muchas veces uno no se da cuenta que no se está expresando emocionalmente de manera fluida y cosas así. 

Si decide terminar, no le dé más vueltas. Haga su duelo y saque de nuevo a la mujer que quiere un hombre para marido.  Encuentre en usted a esa mujer que es capaz de serlo, de ser atractiva y cuyos principios son respetados. 

Si la cosa no funcionó, rescate en principio su autoestima.  Está decidiendo ahora lo que a futuro sería una prolongada frustración… y, supongo que no es digno de usted…  Dele valor a sus decisiones y obtenga fortaleza  de ser coherente consigo misma.  

El riesgo es quedarse pegada al tema y pasarse la vida temiendo que le vuelva a pasar lo mismo... o desojando margaritas, pensando en si hizo bien o mal…

Suerte.