lunes

2017 02 21 Un triángulo en equilibrio…


Qué tal doc!
Tengo 37 años, de los cuales mas de 10 anduve tras un hombre que sufre de Don Juanismo, tiene hijos con varias mujeres, creo que intenta ser responsable pero a veces "no le sale"...en fin.
Tenemos un hijo, y yo he pasado desde psicólogos, psiquiatras, sacerdotes, monjas, etc etc.. porque evidentemente mi relación con él era tóxica.
El hecho es que ahora (muchísimo menos que antes), a veces nos damos nuestras escapadas y encuentros íntimos (bastante buenos por cierto...bastantee buenos), antes solía ser más celosa con él, no sabía si seguía o no con la chica por la que me dejó, pero con los años, he logrado una especie de aceptación de la situación, así que después de años vi el perfil de facebook de la dichosa chica, y los vi juntos.
La verdad, si dolió, pero a diferencia de otras tantas veces esta vez le escribí lo que pensaba, y él cinicamente me dijo "TE PONES ASÍ POR UNA FOTO", YO NISIQUIERA LA TENGO ENTRE MIS AMIGOS, NO SE LO QUE PUBLICA, NI PORQUÉ LO HACE y etc. etc etc....en fin, creo que está así porque necesita dinero prestado, pero le dije muy bonito, que como tiene una "esposa" muy limpia, bonita y con dinero, pues que se lo pida a ella, pensé que iba a mandarme volar, pero me llamó por San Valentín,aunque la verdad algo en mi me dice "NO LE CREAS!!!" porque a pesar que niegue diez mil veces las cosas, yo pienso que las diez mil veces me miente.
Mi consulta es: ¿será que de verdad me quiere o "me necesita" por una cuestión fisiológica (Intimidad) o una necesidad afectiva?...Yo me siento bien, en relación a otros años donde estas cosas me destrozaban la vida porque confiaba una y otra vez, digamos que esta vez me siento hasta con las ganas de mandarlo a volar bien lejos y ya no cometo el error de arrastrar a mi hijo a este problema, pues él dispone de su tiempo junto a su papá cuando a éste le de la gana.
Ojalá me ayude y me diga que estoy menos loca, porque ya mis especialistas me dijeron de todo estos años, desde depresiva hasta autodestructiva. Solo que esta vez, siento que mi dolor ya no es tanto eso, sino indignación, aunque debo admitir que en silencio, algunas veces (poquitas nomás)se me caen algunas lagrimitas por haber amado tanto a un hombre que no ha sabido valorar lo mejor que podía haber sacado de misma.

Gracias!!! y ojalá este caso ayude a otras desesperadas mujeres que como yo, no salen de esta dependencia tóxica.



Mi querida amiga, cuando me lo describe de comienzo queda claro que es un Don Juan, un seductor, quizás hasta compulsivo… Está claro cómo es.  Sus credenciales mayores para tal fin, aparte de la pinta, parecen ser sus artes en la cama. Está bueno como amante, pero el gran error es quererlo como pareja estable o exclusiva.  Esto no va. Tendría que elegir a otro, con otras características.

Podría pasarse una vida en vínculo con él sin problemas, si acepta que la premisa anterior implica no tener celos de las demás “dichosas víctimas”, que forman parte de su séquito. Lo que parece ir contribuyendo a lograrlo, es sentir que ya puede prescindir de él. Total, de una manera u otra, siempre vuelve. Como que los tiempos le van mostrando que ha ido superando usted un apego que cataloga como adicción. Ya no siente el dolor que sentía ante la idea de su pérdida. Importa, examinar esto porque, siendo una adicción “tóxica”, la sigue manteniendo por tanto tiempo. Tengo la impresión, que justamente el que no vaya a ser accesible y estable es lo que ha favorecido la continuidad. Los psicoanalistas dirían que ha perpetuado una relación edípica, con un padre que siempre aparecerá como parte de una disputa (con mamá o las hermanas o las amantes). Entonces, quizás estemos en posibilidad de entender que está usted creciendo, que sabe valorar una performance sexual como adulta y no quedarse pegada como una niña.

Ahora, ubíquese… Quiere seguir con él, pues será como amante. Habrá otras y no caben los celos. Si quiere otro tipo de relación, vea que hay una mujer que ha podido soltarse en lo erótico y quiere reformularse como persona en un vínculo con una persona que califique como adecuada para tal fín.

Existe un riesgo no mencionado, bastante frecuente, sería el que dirija usted sus necesidades de apego a la relación con su hijo. Cuidado con eso; ya es bastante bueno que no lo incluya en su triángulo en conflicto. Permita que su hijo crezca libre, déjelo ser, que no haya demasiado apego entre ustedes, solo el natural y necesario.

No hay comentarios: