viernes

2017 01 31 Celotipia, control y dominio

Creo que mi pareja padece celos patologicos. A los pocas semanas de empezar me exigia saber mis relaciones anteriores. Yo no tenia la suficiente confianza y no se lo quise contar.
Al poco tiempo empezo a revisarme mis correos y mi wassap. Tambien me vi en la obligacion de dejarle ver mis facturas de telefono, para ver si tenia amantes.
Aquellos telefonos que no sabiamos a quien pertenecia los tuve que llamar para comprobar que no eran amantes.
Ha llegado hacerme llamar a amigos y a una antigua relacion para saber cuando fue la ultima vez que los vi.
Se imagina que tengo amantes y no me deja defenderme. Y el se lo cree y lo da por cierto.
Podria decirme si esta persona sufre algun transtorno? En caso afirmativo hay tratamiento?

Estimada… creo que usted sabe que todo esto no es normal, pero es claro, también, que usted ha tenido todo el tiempo del mundo para ir dándose cuenta y, sin embargo, lo dejó avanzar y avanzar, de manera que la de ustedes se ha ido tornando en una relación de posesión. Fíjese cómo usted misma lo dice: “me ví en la obligación…”  Ya, desde ese momento, usted empezó a funcionar como una posesión suya.

Observemos que lo que usted sea, sienta o piense, no importa. La única "mujer real" en esta relación es aquella que lo ha engañado a él (y, créame que no es usted). Más bien , usted quiere engañarse a sí misma. Usted se está convirtiendo en una extensión de él -y puede parecerle fascinante- el único problema es que paulatinamente dejará de ser usted para ponerse los ropajes que él necesita para completar su escenario fatal. Este camino se convertirá en una tortura, si ya no lo es.

Pregúntese por qué está dejando de razonar con coherencia, por qué esa locura celosa termina poseyéndola, por qué se anula a sí misma al elegir una pareja así. ¿Tendrá alguna satisfacción por esa especie de amor que solo la quiere para él?, ¿creerá que es una manifestación de amor? La acusa de infidelidad y considera que es culpable mientras no demuestre lo contrario.  Eso tiene mucho contenido de agresión.  En todo caso, es un amor-odio que no encuentra paz.

Pues bien, está claro que algún trauma lo habita.  Él necesita ir donde el psiquiatra, pero es indispensable que esté convencido de que es así. De otra manera, no será útil... Por ejemplo, si su intención de ir donde el psiquiatra es para convencerla a usted de que se esfuerza en superar su comportamiento errado.

Nada... Ojalá se deje ayudar.  Es posible hacer algo. Tomar medicamentos y recibir terapia lo pueden ayudar, pero es también importante que usted deje de entrar en el juego complementario, “demostrando” una y otra vez que no es cierto que sea lo que no es…Creo que también le vendría bien a usted visitar al terapeuta.

Suerte.


No hay comentarios: