lunes

2016/10/18 Deprimido y amargado

Buenas tardes doctor. Mi caso es el siguiente: soy varón actualmente tengo 25 años, mas de 12 años que vivo eternamente deprimido (no hay nada que me alegre realmente), vivo totalmente aislado y trato de aislarme mas todavía. Soy sumamente introvertido cerrado y constantemente sufro de ataques de ansiedad.
Para no aburrirme o ayudarme a dormir cuando padezco de insomnio hablo conmigo mismo, me cuento historias a mí mismo, por la soledad (y mas aun desde que me mudé de ciudad por motivos de trabajo).
Constantemente tengo pesadilla en las que sueño que yo mismo causo grandes desastres naturales o el fin del mundo.
Odio a mi madre separar a mi familia; falsificó papeles adquirió una deuda se hizo estafar con terrenos y al final mi padre se mudó de país, mi hermano de ciudad al igual que yo. Mi madre le dio en embolia semanas antes de enterarnos de su problema y no ayudó en nada a cancelar su deuda.
Gracias por darse el tiempo de leerlo doctor;
Sé que atendió casos mucho mas graves, severos y traumaticos pero espero una respuesta de su parte para poder dar mas a detalle sobre mi caso


Querido amigo:

A eso que usted tiene se le llama melancolía.  Uno se queda pegado a una situación traumática y vive como peleando con la persona que lo afectó. Cuando digo "pegado", quiero decir que esto implica que el tiempo no pasa, uno se queda en alguna parte del pasado. 

La angustia es el esfuerzo de tu cuerpo y de tu mente por recordarte que no estás viviendo, sino solo superviviendo, aferrado a un flotador, con el que, además, no dejas de pelearte, por lo que ni siquiera estás en paz.

Como un oscuro enigma, tus pesadillas nos cuentan que, además, te sientes culpable de todos los males del mundo... 

A ver si terminas de decidir, de comprender, quién causó el desastre.  Quizás, si te diferencias de tus padres puedas llegar a la conclusión de que no fuiste tú.  

Lo que haces actualmente, sin percatarte de ello, es destruir las posibilidades de tu propio mundo, al no dejarte vivir a plenitud.

Sin embargo, al conversar contigo, percibo que aún hay en ti  un sentimiento de buena compañía, una suerte de autotutela... ¿Qué tal si apostamos a eso y reconocemos que podemos dejarnos ayudar, salir de la trampa, del encierro en ti mismo?  Te recomiendo que busques un buen psicoterapeuta. 

Deja la amargura y déjate ayudar. Escucha tu propia voz que te acompaña: hay un mundo esperando por tí, solo tienes que construirlo… Pero, sin dejarte estafar…. No te quedes pegado al pasado porque te pierdes muchas cosas buenas, presentes y futuras.  Acepta que no tienes que correr el mismo destino que tu madre…

¡Dale muchacho!  ¡Es hora de salir!

No hay comentarios: