lunes

2014/10/18 Estás deprimida

No me siento bien, tengo ganas de suicidarme desde hace mucho, pero ultimamente estoy convecida de que tengo que hacerlo. Tengo 26 años, cumpliré 27 en diciembre, me siento vieja (aunque aparento mucho menos) y también me siento terriblemente frustrada, siento que no he logrado nada de lo que quería hacer en la vida, y tampoco me siento capaz de hacerlo ya, y de paso he perdido el interés en todo lo que antes me solía gustar... He llegado al punto en que no quiero hacer nada, no quiero ni despertar, si por mi fuera no me levantaría de la cama, es una situación muy desalentadora, pienso en el suicidio todos los días, no quiero ni salir, no me siento atraída por nadie, no me siento a gusto conmigo misma, todo es un completo desastre, ojalá no hubiese nacido... Y si no fuera suficiente todas mis desgracias, en esta vida me tocó ser mujer, que ya eso de por sí es un asco, ya eso es como nacer en desventanja, es ser simplemente el 42do apellido, el que se pierde en la siguiente generación, y vamos que todas las mujeres (y los hombres) saben perfectamente que es así.


Amiga, pequeña… Estás deprimida, lo más probable es que requieras tomar algo ¡ya! No lo dejes pasar, fíjate que el cuerpo te dice todo lo contrario a tu sentir: te ves más joven, hay una lucha en ti, apuesta por la parte que quiere vivir.

Por cierto, otro tema es ese de no aceptarte en lo que te tocó: "ser mujer".  Creo que no has aprendido a usar lo que tienes… en el sentido que quieras. Simplemente eso. Tienes que empoderarte de ti misma, pero, ahora empieza por superar la depresión.

Con respecto a eso de que tu apellido no trasciende porque eres mujer… en realidad uno es lo que es mientras vive y no queda otra que aceptar que somos apenas un grano de arena en la inmensidad del universo. Valemos para los que elegimos querer y cultivar con ellos la intimidad.  Quizás, si tenemos talentos, nos aprecien por alguna  u otra razón, pero al final nos vamos y… tarde o temprano dejamos de estar en el recuerdo de los demás. Así es que nuestra valoración, básicamente, depende de lo que le pongamos a nuestras vidas, disfrutando de ser quienes somos de lo que queremos y hacemos.

Mira, tú vas por los 27, yo por los 72, (solo basta voltear el número) adaptándome a la realidad de ser un viejo con espíritu joven. Estrena la joven o recupérala si anda perdida en las sombras de la depresión. Libérate de esa vejez que has tenido que incorporar sabe dios por qué fallas de tu vida. 

A mí, mi abuelita me decía cuando era niño: “eres un viejo...”  Y, sí, me tomaba las cosas muy en serio y trataba de portarme bien.  Felizmente me sacudí de esas ondas y aquí estoy.  Superé mi etapa depresiva cuando me tocó. Hazlo tú ahora. Tienes la vida por delante, pero, tú lo decides.  

Lo que tienes puede ser un desarreglo químico.  Todo lo que dices parece indicarlo. Así es que anda donde el especialista, un buen psiquiatra, que te ayude a descargar ese peso. Te vas a sentir más ligera y verás como quitarte ese gran peso de la depresión lo cambia todo para bien.  ¡Empezarás a ver todo de forma diferente!

No hay comentarios: