lunes

2016/08/17 Experticia sexual y sexo anal.

Hola!
Tengo 33 años y ahora mismo estoy con un chico negrito. Hemos tenido un par de encuentros y quiere practicar el sexo anal. Yo lo he heho anteriormente y me ha resultado placentero pero cuando mantengo ciertas posturas con él practicando el.sexo vaginal noto que me duele algo porque su pene es grande y grueso. Mi duda ahora es si intentar rl anal o no porque tengo miedo de sufrir desgarro. Me pregunto,las negras tienen màs recorrido en el intestino grueso?tienen ellas màs profundidad vaginal?porque no lo entiendo. Gracias


Bueno mi querida amiga, parece que anda usted explorando emociones y placeres que se permiten integrar lo desconocido. Dentro de ello, nos da un testimonio de la fama de “los negritos” de tener un atributo masculino privilegiado en cuanto a proporciones.

Singularmente, desliza el tema del acercamiento ínter racial, si es que para tener sexo con un compañero de raza negra hay que tener complementariamente atributos que solo tendrían las de la misma raza. 

En este sentido, pudiera ensayar una explicación a partir del hecho observable de que sus mujeres suelen tener un prominente trasero, que haría que penetrar en la manera biológicamente natural requeriría mayor elongación del pene. 

El coito anal no necesariamente ingresaría por esta explicación.  De hecho, en general, el sexo por esta vía choca con variables anatómicas y fisiológicas, en cuyo primer plano está la dilatación del esfínter anal y el deslizamiento por el tracto rectal, que requieren de una adecuada dilatación y lubricación.

Si hay temor, la reacción natural será la de contracción del esfínter, lo cual hace impensable el ejercicio. Entonces, un tramo a recorrer es el de encontrar el momento propicio de confianza y relajación, conjuntamente con un nivel de excitación previa que vaya integrando la zona anal, partiendo de los previos en los que las zonas de estímulo mutuo requieren de una cierta sintonía, para mantener el equilibrio y que no se pierda la gradiente excitatoria. 

En segundo lugar, si van por la vía anal, quizás deban empezar de a pocos; introducir un dedo, luego dos… y que esto vaya acompañado del uso de una suficiente lubricación adicional. A todo esto tiene que sumarse una paciencia y disposición para lograr la penetración. Importa mucho observar si hay consecuencias de desgarro.  Muchas veces aparecen después, al día siguiente a la hora de defecar. Por último, existen cremas que venden en los sex shops que sirven para la dilatación.

Se entiende que quien tiene un pene grande tiene que medirse en el impulso de penetración. Las señales de tope o límite anatómico son una parte, tanto como las señales de dolor de la pareja. Es ya cuestión de ingenio adoptar las poses para que la sensación y el trámite coital no tengan que estar tan interferidos por el tener que tener demasiados cuidados.

Recomendaciones: el sexo anal sin protección (condón) es peligroso para el varón; éste queda expuesto a una zona sumamente séptica. Es importante que, una vez que se ha transitado por las vías anales, no se pase a la vagina, porque sería como sembrar de microbios una zona muy susceptible. Otra cosa, a veces el dolor de la penetración vaginal proviene de presionar zonas que están inflamadas (ovarios, por ejemplo), dato que  es necesario compartir con el ginecólogo.


Y… bueno,  ¡que la pasen bien!

No hay comentarios: