lunes

2016/08/29 Atrapada por el resentimiento

Hola. No tengo idea si esto funcione. Pero no tengo dinero para ir a ningún psicólogo. Muchas veces estoy muy confundida.  Siento que soy una muy mala persona... pero que trata de luchar contra eso, ayudando, pensando cosas positivas..pero siempre siento que soy muy mala persona.algo que merece lo peor de lo peor...Mi casa, mi familia... ahí ese lugar se convierte muchas veces en el lugar más incómodo del mundo..aparentemente somos 8 personas...mas la hija de la hermana..no quiero saber nada de ellos..apenas hablo con mi madre....hace varios años deje de intentar entenderlos...pelea tras pelea...aguantar todo... casi no hablo con nadie desde que cumplí 17 años ..Ha sido un espacio muy feo...no me hacerlo..ha sido un espacio muy feo...no considero familia, no los quiero.....sigo viviendo en esa casa porque no tengo a donde ir...cada vez me lleno de más odio...y más rechazo de parte de todos....es como si yo siempre fuera una pieza sobrante...En fin, siento que todo lo que he hecho es en vano, porque sigo sintiendome asquerosamente mal...que finalmente todo lo que he tratado de hacer...para tomar un poco se aire y vivir....es mentira, nada sirve...y todo termina igual..ya no quiero a nadie, en la calle también he aprendido sido a ser muy desconfiada y a odiar más.....dicen que si no quiero a mis hermanos tampoco quiero a Dios ....entonces, pues debo ser un monstruo que no quiero a nadie y siempre he estado sola...siento quee odio a mi misma más a que a nadie...Entonces no se que COSA soy ni para donde voy.....han pasado tantos años y no que que cosa soy....nunca he sabido para donde ir..siempre he tenido mucho miedo....no se hasta cuándo dure con esto. Se repite toda mi vida.He ido a 3 psicólogos antes, el primero fue un anciano q solo me recomendó pastillas..los dos siguientes me hacían conversar con ellos, y me sentía mejor, empecé a cambiar un poco y ya no me sentía tan mal. Hace más de un año deje de ir porque ya no tengo dinero suficiente. Escribo porque estoy estancada en un punto donde estoy practicante sola.....con mucho resentimiento, y pensando que hacer, porque ya estoy muy cansada mentalmente. Si he pensado en el suicidio. O quizas me vuelva loca..antes yo no era así...


Estimada amiga, qué penoso ver que te debates en la impotencia y te apelmazas en la tremenda paradoja de una dependencia llena de resentimiento. Es decir, dependes de tu familia más de lo que te imaginas.  Aún esperas de ellos algo, un lugar, afecto, reconocimiento.  Esperas tanto que estás llena del vacío de respuestas que no llegan o no son lo que deseas y se convierten en ese sentimiento pegajoso que es producto de la frustración (lo que deriva en resentimiento).

Estás viviendo en un ambiente totalmente contaminado y contaminante, en un círculo vicioso que no puedes romper. Veo que tratas de conectarte con lo bueno de ti y de la vida, pero, necesitas arriesgar todo por cambiar. Sugiero que te vayas de casa. Busca alguna actividad que te lo permita.  Te será difícil, pero no se trata solo  de que te vayas, tienes que tratar de que, en cualquier otro lugar, prevalezca tu lado sano, la persona que sabe que ser amable hace que sean amables contigo.  Pero no seas amable solo porque te tengan que devolver esa amabilidad,  Simplemente hazlo, no esperes que se te devuelva, sé generosa, sin esperar a cambio nada.  

Trata de aprender a no sentirte afectada por las cosas.  Piensa siempre que mucho depende de cómo tomes las expresiones de los demás hacia ti. Trata de ser positiva en tu lectura de esas expresiones.  Toma lo mejor de los demás y ponte en disposición de no juzgar, criticar ni condenar. 

Parece que no has encontrado todavía la razón para vivir.  Quizás por ello valga la pena dedicarte a ayudar al resto.  Aprende a quererte queriendo, perdonando, aceptando los humanos errores.

Me haces recordar un caso que traté hace un tiempo.  Esta persona vivía en conflicto con la familia y convinimos en que, si tanto la mortificaba, por qué no se iba a empezar de nuevo, en cualquier parte. Y lo hizo. Trabajó en hoteles en labores de limpieza, luego como asistente y a continuación llegó a un cargo mayor en el último hotel que trabajó (donde trabaja aún y es muy apreciada por sus jefes). Llegó a hacerse cargo de sí misma y a valorar y cuidar lo que tenía, cosa que no podía hacer estando en su casa, dependiendo de sus padres. 

La vida también es una terapia. Es cuestión de orientarnos hacia lo que quisiéramos lograr y luchar por ello, en vez de desgastarnos en críticas a nosotros mismo (“soy mala”) o a los demás…

En suma, toma una decisión: tienes que cambiar de ambiente y dedicarte a tiempo completo a la tarea que elijas en el camino de encontrarte.  También, se trata de cambiar el ambiente interior.  Quizás esto parece difícil, pero no lo es tanto si sabes que esa es la ruta. Trata de  encontrar la forma de no enojarte ni resentirte sino, más bien, de generar el encuentro con un ambiente amable, haz esfuerzos por recuperar la capacidad de sonreír y agradecer a la vida las pequeñas cosas que no tenemos en cuenta porque nos estamos fijando más en lo que nos falla o nos falta y no en lo que tenemos o logramos. 

De ti depende tomar esa decisión Deja de tenerte lástima y recoge el coraje necesario para hacerte cargo de tu propio destino. Pregúntate por qué sigues tan pegada a ese ambiente tan hostil. ¡Te deseo suerte!  

No hay comentarios: