lunes

2016/08/08 Virginidad Perdida

            
Buenas tardes doctor. Estoy preocupada con mi vida sexual. Perdí la virginidad hace un año y medio y desde entonces he probado cinco chicos, todos ellos con un mal resultado. La penetración no me da placer, de hecho a veces me duele. Lo único que me agrada es el sexo oral. Nunca he conseguido llegar al orgasmo. Además me aburro fácilmente de ellos (creo que porque sigo buscando a uno que me guste). ¿Esto tiene solución o existen chicas que no sienten placer en la vagina? ¿Qué me recomienda? Gracias.



Un tema siempre importante para hacer comentarios al respecto, es saber la edad de la persona que consulta. Pero, partiré de la palabra que has elegido para definir tu inicio sexual: “perdí la virginidad”. Da la impresión de que involucra realmente una pérdida. Es posible que aún te duela esa pérdida o que quizás no estabas preparada para ello.  Estoy refiriéndome estrictamente a razones de tipo psicológico y emocional.

Mucho tiene que ver también el grado de madurez que una mujer lleve al encuentro con el varón, tanto como la experiencia de éste en las artes amatorias. Es importante que no sea un acercamiento puramente mecánico, sin lugar para la excitación previa y para el desarrollo de caricias o jugueteos que propician la disposición y lubricación naturales. Entonces, es cuestión de darse el espacio y tiempo necesarios para que la excitación desarrolle y se exploren todas las sensaciones que emergen de nuestro cuerpo.

Uno de los incentivos que favorecen el placer sexual es el afecto o la posibilidad de incluir ternura. Uno de los elementos perturbadores, en cambio, es el estar pensando en lo que pasa o en lo que tiene que pasar. También, influye el ambiente, no sólo el físico; la sensación de confianza importa. Para ello, es recomendable que las personas se encuentren muchas veces, se exploren física y emocionalmente. Lo menos común es que en una sola vez o en un encuentro furtivo se encuentre el mayor placer.

Dentro de la fría estadística, sí se señala que un alto porcentaje de mujeres no llega a tener orgasmos vaginales más si clitorideanos. Muchas veces el orgasmo femenino  solo se logra por la vía de la estimulación del clítoris; incluso, hay diferentes formas de lograrlo, variables que tienen que ver con cada persona y su particular sensibilidad.

Hablé al comienzo sobre la importancia de una madurez en el encuentro. Si, por ejemplo, una persona tiene dificultades para establecer una relación de intimidad, si teme el compromiso o si tiene interferencias con respecto a la culpa por tener sexo (la virginidad perdida), temor a embarazarse, etc., es posible que no se logre relajar lo suficiente en el momento del coito. Hay que hacer mención también que si se ha dado un exceso de inhibición previo al inicio de la práctica sexual (por ejemplo, empezar después de los 25 años), algo pesará en el sentido de experiencia no vivida o entrampada en el clítoris.

Las fantasías de sometimiento si se es penetrada o, más aún, de que se es dañada, pueden influir. Muchas veces estas fantasías provienen de haber visto o escuchado el coito de los padres en una etapa en la que como niña no estaba en condiciones de entender o distinguir las expresiones de placer, diferenciándolas  de posibles manifestaciones de dolor.

Bueno, es un tema amplio. Espero que le sirva lo que le he dicho. No deje, tampoco, de considerar una visita a su ginecólogo.

No hay comentarios: