lunes

2016/06/03 Voyeurismo

hola mi consulta es la sgt: siempre fui muy timido y a los 40 años nunca he tenido pareja, me masturbo mucho, cada mujer que veo en la calle me despierto el deseo, fantaseo con ella, con verla desnuda etc. tambien se me ha dado por estarlas grabando teniedno cuidado de no ser descubierto. si puedo trato de espiarlas para ver a donde van o donde viven etc. qué puedo hacer para superar esto.


Estimado, no sé si te das cuenta, pero te has quedado entrampado en un capítulo de la película que tiene un sentido más amplio que esa suerte de obsesión por espiar a las mujeres.

De hecho, mirarlas y desearlas nos habita de manera natural a la mayoría de los varones, pero éste es el punto de partida; luego, se trata de buscarlas, conversar y relacionarnos con ellas.  Pero, en tu caso, te quedas solo en el primer paso, en mirarlas y desearlas, lo cual te conduce al reducto del placer solitario.  Es como que una inmensidad de fantasías y acciones ocupan tu mente y tus tiempos de manera que, seguramente, restan espacio y tiempo a otras actividades de tu mente, trabajo o creatividad.

Te has pasado la mitad de la vida en esta condición, jaqueado por tu timidez, Algo me dice esta carta: que alguna lucecita se te ha prendido y que crees que es posible funcionar de otra manera. Y, sí, es posible, pero tienes que salir de ese encierro en el que estás. Comparte tus dificultades con alguien que te pueda ayudar.  

En primer lugar, hay que precisar bien cuál es el diagnóstico de lo que tienes y si requieres tomar algún medicamento.  Por supuesto, más allá de eso, se trata de ver de qué manera se puede contribuir a que tu mente se libere de este entrampamiento en el que vives. Un psicoterapeuta te puede ayudar en eso.  La toma de conciencia del porqué de nuestros actos y una mirada a las alternativas que no hemos considerado, se conjugan hacia la posibilidad de cambiar, de poder sentirnos libres y vivos en este mundo en que nos tocó existir.

La primera tarea que te sugiero es que pierdas el miedo a ir a una consulta terapéutica; la segunda, es arriesgar el compromiso de un cambio en tu vida para atreverte a hacer cosas que quieras hacer (no sólo hablo del aspecto sexual). Venciendo de a pocos el miedo, irás avanzando. Ten presente que hay que persistir y el principal obstáculo es tu temor.



No hay comentarios: