lunes

2016/06/03 Un desamparo que resurge

soy un hombre de 54 años que tengo serios problemas de depresión acabo de tener un fuerte encontronazo con mi esposa y ella se fue de la casa por lo cual he caído en una terrible depresión que me esta orillando a cosas negativas las cuales me molestan duramente y mas porque ella no contesta mis llamadas ni mensajes y esto ha creado en mi una tremenda frustración y tristeza tenemos 30 años de casados y me da miedo perder mi hogar porque ella es muy dura de carácter y se que es dificil que ella perdone mi actitud porque fui violento en algún momento y se que le cuesta perdonar pero mientras tanto yo me estoy muriendo de a poco por que ella no esta conmigo y me da miedo caer en un suicidio, por favor ayudeme pronto lo necesito con urgencia.


Estimado amigo, para emergencias como las que menciona, si es que realmente piensa en el suicidio, están los hospitales y las emergencias.

Lo que yo puedo hacer por usted es orientarlo a que se ubique en la situación. Después de 30 años, su esposa decide que ya no lo tolera, según lo que usted menciona. Ha tenido usted una conducta dominante y poco tolerante. Al irse ella, se da usted cuenta de lo desamparado que puede llegar a sentirse y el grado de necesidad y dependencia que tiene para con ella. Está ahora como un niño que ha sido abandonado y se siente terriblemente solo. Es probable que esto sea algo que ya experimentó en su infancia.

Cuando una persona tiene traumas infantiles, ausencias o carencias de sostenimiento de parte de los padres, muchas veces desarrolla un carácter dominante y controlador, cuando no descalificador y hasta agresivo. Es una de las maneras en que uno aprende a defenderse de lo que teme, eso que ahora aparece como un sentimiento de desamparo o de profunda necesidad del otro.

Dado que esto ha llegado a un punto de quiebre en su relación conyugal, que está en riesgo de pérdida total del vínculo que lo acompañó tantos años, es tiempo de darse cuenta de que necesita hacer un cambio en su vida. Necesita resolver los problemas que impiden que tenga una relación equilibrada. 

Estas crisis también nos pueden ser útiles y llevarnos a madurar, pero, tenemos que conocer mejor las motivaciones emocionales que hacen que seamos como somos.  El hecho de que ella vuelva, puede ser que atenúe la angustia por un rato, pero no pierda de vista que lo que se requiere es un cambio de fondo, entrar en un proceso de maduración personal, porque, si no, van a volver a lo mismo.

Vea la parte positiva de esta situación: es una oportunidad para corregir.  Como dice la religión, si hay que pedir perdón, que sea con dolor de corazón, pero, fundamentalmente, con propósito de enmienda. Usted difícilmente va a resolver esto solo con proponérselo. Necesita ayuda profesional.

Adicionalmente, la depresión reactiva que muestra, como lo mencioné al principio, amerita consultar con un psiquiatra (en vivo). Para lo demás, busque algún psicoterapeuta que lo asista por un tiempo en la tarea de conocerse mejor y en ayudarlo a manejar sus emociones y reacciones.

No hay comentarios: