lunes

2016/05/18 ¿Cosas de la suerte?


Soy una mujer española a punto de cumplir 41 años. Estoy sin trabajo desde hace 7 años y todavía vivo con mis padres. No paro de buscar empleo pero, no me sale. Me siento la persona más miserable del mundo, no salgo prácticamente, mi cuenta corriente está casi en números rojos, mis padres me ayudan, cada vez estoy más triste y en ocasiones me enfado con mis padres sin tener ellos la culpa. Hay veces que quiero quedarme en la cama esperando la muerte, porque me canso de luchar. Mis sueños están rotos y no encuentro la manera de seguir adelante. Me he pasado la vida estudiando para nada. No sé qué hacer para salir de esta situación.


Estimada amiga:

¡Qué suerte tienes de contar aún con tus padres y que ellos estén en capacidad de hacerte un espacio! Son tiempos adversos y esto te lleva a tener que reformular tus proyectos. Quizás los sueños tengan que esperar un poco y te veas en la necesidad de asumir la realidad tal como se presenta. 

Europa ha pasado por momentos horribles, de guerra y persecución. Actualmente, muchos países, como el tuyo, se encuentran en crisis económica, con altos índices de desempleo. Tal vez te sea posible -y necesario- tratar de cambiar la actitud con la que estás asumiendo el momento. 

Tendrías que tomar con modestia las cosas y emprender alguna ruta accesible. Estás paralizada por la frustración y eso no ayuda. Es el momento de actuar, pero buscando algunas otras rutas; tal vez hasta las más elementales e impensadas puedan ayudarte a salir adelante.  Pero esto tienes que hacerlo con ánimo, poniendo todo lo que puedas para empezar a salir desde allí, desde donde te ha tocado en suerte estar en los tiempos que corren.

Aunque no lo creas, es posible, incluso, que esta experiencia te haga mucho más rica en sabiduría, pero hay que empezar por tomar las cosas con humildad.  Todos los estudios y esfuerzos que has realizado para formarte ahora tendrán que expresarse en “modo supervivencia” hasta que mejore la situación. Deja de lamentarte y toma acción, rompe el círculo en el que te estas entrampando.

Suerte

No hay comentarios: