lunes

2016/04/12 Tejiendo un corte

Buenas tardes, mi consulta es debido a una relación en la que estoy. Hace tres meses conocí a una chica en el trabajo y empezamos la relación conociéndonos poco a poco (o esa era mi idea) de sopetón ella asumió que yo era su novio como si lleváramos varios años y la cuestión es que a día de hoy me he dado cuenta de que no siento por ella lo mismo que ella por mi y entre esto y otros motivos pienso que no soy honesto siguiendo en esta relación. La cuestión es que no se como acabar con esta relación ya que no quiero hacerle daño( aunque se que es inevitable por el nivel de apego de ella hacia mi) y por que también tiene un cargo superior a mi en la empresa y si quiere puede mover hilos para que me quede sin trabajo.

Me quedé con lo que dice de que ella puede mover hilos para se quede sin trabajo… de ahí el título; algo que, siendo un corte, más bien podría fortalecer la relación.

Pero, creo que tiene usted que hilar fino, ya que ha incurrido en un error del que mi abuela solía alertar “donde mores y labores… no enamores”. Entonces, se trata de manejarse con tacto.  En realidad, en cualquier situación similar hay que hacerlo.  Para empezar, me parece que se hace usted rollos que no tendrían que tener las dimensiones que le da. Lo único que podemos catalogar de deshonesto es la mentira manifiesta, el engaño, la falsa promesa… No hay nada más sano en el amor y la amistad que la sinceridad, sea en lo manifiesto, en lo que se dice, como en lo que uno hace o demuestra.

Si su pretendida relación se apagó, cosa que puede ocurrir, naturalmente, entonces, sin dejar de ser amable, uno va poniendo distancia, teniendo en cuenta la sensibilidad de la otra parte, con tacto, tino o como se llame. Para eso, basta el sentido común y los hábitos del buen trato. En la medida de lo posible, que se rescate la amistad y el respeto mutuo, la gratitud por aquello pasado y el aceptar que algo no camina por un sentido pero sí por el de los previos a la aventura.

Creo que a usted se le complica el hecho de que a todo esto lo acompaña un halo de transgresión por haberse metido con alguien de categoría “jefe”, que equivale en el inconsciente a una suerte de mamá, lo cual nos tienta a la vez que nos  asusta.  Entonces, vienen los temores de castigos o sanciones, como cuando nos portamos mal de chicos. Sería bueno que examine bien qué es lo que se le está moviendo dentro de sí como para aprender algo de la experiencia y corregir a futuro los posibles errores en su elección. Me da la impresión que le cuesta regular las emociones propias y ajenas y fácilmente se ve inundado. Tranquilo, las cosas en su lugar y en su momento.  A eso usted contribuye, en principio, conservando la calma. Si su respuesta es tensa o a la defensiva, hasta puede estimular el lado menos maduro de la pareja.

En suma, tranquilícese, examine bien lo que siente y simplemente considere que el corte, de darse, no tiene por qué ser brusco, que por respeto a la otra parte, más allá de que sea una “jefa”, tiene que tomarse el tiempo que requiera, sin dejar de ser sincero, es decir, sin engañar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

soy un hombre de 54 años que tengo serios problemas de depresión acabo de tener un fuerte encontronazo con mi esposa y ella se fue de la casa por lo cual he caído en una terrible depresión que me esta orillando a cosas negativas las cuales me molestan duramente y mas porque ella no contesta mis llamadas ni mensajes y esto ha creado en mi una tremenda frustración y tristeza tenemos 30 años de casados y me da miedo perder mi hogar porque ella es muy dura de carácter y se que es dificil que ella perdone mi actitud porque fui violento en algún momento y se que le cuesta perdonar pero mientras tanto yo me estoy muriendo de a poco por que ella no esta conmigo y me da miedo caer en un suicidio, por favor ayudeme pronto lo necesito con urgencia.