lunes

2016/03/22 Pienso que me voy a quedar solo

Buenos días, Mi consulta es porque desde hace algún tiempo pienso que el día de mañana me voy a quedar solo y eso a veces me hace sentir mal. Me refiero al tema de quedarme solo el no encontrar una chica con la que compartir mi vida. Sé que tengo una familia que me quiere, amigos pero aún así el pensamiento es porque pienso de que llegará un día que sea un estorbo para la familia. El hecho de pensar que quizá no llegue a formar una familia me hace darle muchas vueltas a la cabeza. En fin, no me extiendo más, ¿qué me aconseja?


Un buen tema, gracias por compartir. Como usted bien lo describe, el sentimiento surge más allá de la realidad actual: tiene una familia que lo quiere, etc. Si bien lo que enfatiza es un pensamiento, hay que recordar que detrás de una idea hay siempre un sentimiento. La mente humana tiene, justamente, todo un archivo en la memoria, que incluye experiencias desde cuando estábamos en la panza de mamá, de los primeros meses de vida y, en fín, de toda la vida. Las experiencias más tempranas no son recordables a la manera como entendemos el recuerdo: circunstancias que vivimos y conocemos, que luego evocamos. Las memorias más tempranas se expresan como sentimientos, a veces como síntomas físicos o en medio de nuestros comportamientos, por ejemplo, el no poder hacer compromisos de dependencia o buscar ser muy autosuficientes y perfeccionistas.

En el origen, es posible que haya pasado usted por experiencias angustiantes de desamparo. Tal vez la mamá se enfermó, trabajaba mucho al igual que papá, se dieron situaciones forzadas de separación para las que no estaba preparado (como ir a dormir solo), situaciones de separación de los padres, violencia en la familia que ha movido intensos temores, etc. Podríamos hacer una larga lista de lo que configuran grandes o pequeños traumas que, como dije antes, quedan grabados en la memoria inconsciente.

La mente se las ingenia después para acomodar el pensamiento respecto al temor a depender y quedar expuesto a que nos vuelva a pasar el abandono o pérdida, de allí deriva que muchas veces “ninguna mujer es la que califica”, ninguna nos convence; y, no terminamos de hacer pareja y tener nuestra propia familia. 

El sentimiento de seguridad ante lo que uno aparentemente desea (tener pareja) puede ser algo que, a la vez, se teme; se diluye cuando asoma el sentimiento de fondo: el temor al desamparo. Por cierto, en el interín es posible que uno termine sus días al lado de los padres o la familia, sintiendo que le cuesta mucho dejarlos; es algo que da miedo (inconscientemente).

De cualquier manera, tener una pareja para resolver el problema es apenas parte de la solución.  Necesita usted tener una psicoterapia a fondo, que le permita elaborar los afectos traumáticos.  Esto se resuelve en grados variables pero toma tiempo. Es cosa que lo entienda y se motive a hacerlo. Su motivación es importante. Anímese, vivirá más tranquilo.

No hay comentarios: