lunes

2016/02/16 Sexualidad y desadaptación

Buenas noches. Hace 2 años que me traslade al país del que procede mi pareja y desde poco antes de trasladarme empecé a notar desgana con el sexo. Ya llevábamos casi 2 años juntos cuando eso conenzó a suceder y la cosa ha ido empeorando. La adoración al país no ha sido fácil no lo sigue siendo ya que, depués de un tiempo trabajando y una muy mala experiencia con un jefe, no he vuelto a encontrar trabajo estable. Ocupo mi tiempo en una labor social y haciendo trabajos esporádicos y aunque he llegado a crearme una rutina en la que ya me encuentro algo más "realizada", sigo lidiando con todo lo que un cambio de cultura y país conlleva. El caso es que he desarrollado prácticamente una fobia al sexo, más que fobia es aversión, rechazo o asco. Cualquier iniciativa por mi parte viene motivada por querer contentar a mi marido no por deseo propio como el que tenía antes, no me reconozco. Lo he ha algo con él pero no sabe cómo ayudarme y le noto frustrado y yo sufro mucho porque de verdad no logro excitarme ni que mis ganas vuelvan. Estoy verdaderamente desesperada porque amo a mi marido pero no sé de dónde procede este rechazo ya que yo era muy activa antes, mucho más que él. Qué puedo hacer? Muchas gracias.

Estimada amiga, es insoslayable la coincidencia en el tiempo de estos dos eventos. La migración y la falta de deseo sexual que ahora llega al rechazo total y hasta al asco…

Es evidente que hay una crisis creciente en cuanto a su adaptación, lo que ha mermado su sentimiento de sí, con disminución de su autoestima y de las extensiones en sus posibilidades de disfrute en general, lo que en el sexo aparece mucho más intenso. Es una crisis que muestra sus fragilidades, quizás algunas han estado subyaciendo en el tiempo que le ha sido posible funcionar de manera ejecutiva, a cargo de sus necesidades. Ahora, además de estar en un país ajeno, le toca depender de su marido y algo dentro de sí se revuelve.

Es evidente que ama usted a su marido, pero es posible que su rechazo al sexo tenga que ver con un registro inconsciente de que por su causa está usted pasando por todo esto. La mente humana funciona de manera que las emociones se desplazan y así es como se genera, por ejemplo, una fobia.  El origen es otro, pero todo se pone en ese escenario en el que se concentra el rechazo, en este caso en el sexo.

Está usted sufriendo una tensión que no se resuelve, que en buena medida proviene de la desadaptación al nuevo país. Pero es posible que necesite revisar qué otras cosas están contribuyendo a que esto ocurra (cosas del pasado, en particular de la infancia), problemas con los padres, pérdidas tempranas, separaciones, etc. Eso es conveniente revisarlo con un psicoterapeuta, lo cual le recomiendo. Entretanto, trate de ayudarse a sí misma, le toca relajarse, meditar, hacer ejercicios, hacer vida social, conocer nuevos amigos, quizás convenga tomar algún medicamento que baje la tensión, la angustia y una depresión que por ahí asoma. Confíe en que estas cosas se superan y, en general, ayudan a crecer. Tenga paciencia con usted misma.


Suerte.

No hay comentarios: