lunes

2016/01/08 A lo mejor nos comprendemos luego…

Hola soy una chica de 25 años estoy con un chico 5 años mayor que yo.El problema es su comportamiento hacia mi,es agresivo tanto verbalmente como fisicamente,por lo que el me cuenta desde pequeño a vivido en su casa maltrato de su padre a su madre(supongo que su comportamiento viene de ahí).Tambien llevamos ya 6 años juntos y no quiere ni casarse ni tener hijos,cada vez que le digo lo de tener hijos me dice:como a tu edad estas pensando en tener hijos?dice que una chica de 25 años no es normal que quiera tener hijos....sus padres si que estan casados y creo que puede ser por eso...y lo de los hijos no lo se;tambien mis amistades me dicen que mejor no tenga hijos con el por la forma en la que me trata,la verdad que tienen razón.Tambien tengo que decir que su familia es muy complicada(yo a su casa no voy y mi novio a la mia tampoco)pero no es solo eso,sino que mi novio esta bastante obsesionado con la limpieza y los olores,cuando voy a su casa(cuando sus padres no estan)me obliga a ponerme las zapatillas de casa de su madre y cuando me voy a lavar las manos o algo me dice que no gaste agua,sobre los olores aparte de oler su ropa tambien huele la mia y segun como huela sabe si he estado con una persona o con otra amiga....yo no se que hacer con esta relacion porque he intentado en varias ocasiones dejarlo,pero tambien pienso que va a cambiar,pero no es asì(pienso que aceptara casase conmigo y tener hijos)y sobre todo que me va a tratar bien....necesito un consejo de un experto y me diga.


Muchas gracias


Estimada María:

A veces necesitamos que alguien (un experto) nos diga lo que ya sabemos. El gran problema suele ser que después de escuchar al "gran experto" no tomamos la decisión y seguimos con el maltratador “en vías de cambio”.

Lo primero que tienes que pensar es que las cosas son como están. No se puede apostar a una relación en función de la posibilidad de que cambie. Se asume como es. Es un autoengaño pensar que va a cambiar, a lo que lleva es a perennizar algún trauma afectivo que probablemente has tenido en la infancia o de bebé.

Las características de la relación que estás haciendo están más cargadas de tensión, control, agresión, frustración y sacrificio inútil que de cariño, integración, tranquilidad y paz. Lo difícil de terminarla es que suele ser que se genera una vinculación de tipo adictivo, una especie de dependencia a una droga que requiere de mucha voluntad para dejarla. Después de grandes golpizas, muchas mujeres responden increíblemente que de repente se lo merecen o que algo malo habrán hecho… o que “ya cambiará” y deciden seguir la relación. No esperes a que algo tremendo tenga que pasar, menos aún a comprometer la vida de niños en la dificultosa circunstancia que cuentas. Si quieres tener hijos, este caballero no luce como la mejor opción.

María, no me extiendo más, es tuya la decisión, creo que sabes bien como son las cosas.

No hay comentarios: