lunes

2016/ No puedo tener orgasmos

          
Porque no puedo tener un orgasmo tengo 7 años teniendo relacionez y no e sentido esa sensacion del orgasmo


La respuesta a su pregunta no es fácil.  Las estadísticas en general muestran una alta incidencia de ausencia o dificultad para sentir el orgasmo en el caso de las mujeres. 

Muchas mujeres reportan que requieren una mayor estimulación del clítoris, lo cual no siempre es tenido en cuenta por el compañero sexual. De hecho, la masturbación clitoridiana suele producir orgasmos más rápidamente que el coito. 

Un informe de estudios en los Estados Unidos muestra que entre 10 y 15% de mujeres entre 18 y 40 años, no han sentido nunca un orgasmo.

Una de las causas frecuentes de esta dificultad proviene de factores psicológicos: sentimientos de culpa, excesiva ansiedad, depresión, resentimiento, conflictos con la figura del hombre, fijación excesiva al padre, etc. A ello se suele sumar la prevalencia de una fijación a fines infantiles en la relación con el otro, en donde prevalece la necesidad ansiosa de amparo y un anhelo marcado por la idealización que no permite a la persona ser plena en las relaciones.

Si a esto se suma una falta de experiencia en la exploración y reconocimiento de las propias emociones y sensaciones sexuales, tanto en lo que atañe al cuerpo como a las preferencias - sea con un compañero o sin él -   no se llega a lograr un clima propicio para la intimidad, factor que tiene que ver con una condición de apertura total a la sexualidad.
                
Es mucho más probable sentir un orgasmo si uno se encuentra relajado, en un grato ambiente, en un clima de confianza, sin necesidad de control de sí mismo o del otro; si uno logra poder fluir, de manera que la naturaleza se exprese como tal y que la esencia de lo humano tenga lugar en una convocatoria a unirse sin restricciones, de manera total, en cuerpo y alma, de manera que no solo la excitación tenga lugar sino también emociones como la ternura y el deseo de acariciar y fundirse en el otro, con el otro…

Entonces, resumiendo, necesitamos conocer nuestro cuerpo, nuestras emociones sexuales y afectivas. Pero también importa poder mirarnos a nosotros mismos, a nuestras creencias y conflictos, reconocernos en el deseo, lo que realmente queremos; y, también, si la naturaleza de esto está clara desde un nivel básico de madurez, en particular en relación a las expectativas que ponemos en la relación con el otro. Ya dije que puede predominar la expectativa infantil; si es así, difícilmente estará en la cama una mujer con un hombre sino que quien estará será una niña fuera de lugar (o un niño, por cierto).

Respecto a los conflictos que perturban una relación, uno de los que más he observado en terapia es la sobre expectativa de sentir el orgasmo, es como correr hacia la felicidad sin darse cuenta que así solo se la espanta… El darse cuenta que existe la dificultad, invita a la exploración pero, ojo, sin desesperarse, ya que eso solo produce más bloqueo. Puede ser aconsejable tener un compañero o compañera “con recorrido”.

Y, por último, podría ser necesario revisar sus temas personales con algún psicoterapeuta emocional. Importa también, por supuesto, un pasaje por su ginecólogo para deslindar causas de origen físico u hormonal.

Bueno, espero haberla ayudado por lo menos un poco, téngame paciencia… ¡Es parte del camino al orgasmo!

No hay comentarios: