lunes

2016 06 30 Un ajuste a la personalidad

¿Necesito ayuda psicológica?
Hola¡ Mi pregunta es por saber si necesito ayuda de un psicólogo o simplemente no. Estos son mis temores:
1. Pérdida de ilusión por todo (mejoras en el trabajo, encontrar pareja)
2. No decir cosas claras por pensar en que se enfadarán conmigo
3. Perder amistades o que no sean lo mismo que antes, aunque estas sigan.
También se puede dar la circunstancia de que usted me recomiende la visita al especialista pero que tenga temor a ir por pensar en que la gente me tome por loco o que son cosas mías.
Agradeciendo su respuesta, un saludo.


Estimado amigo, lo que usted me cuenta es hoy por hoy una de las manifestaciones más frecuentes que las personas refieren en el consultorio del psicoterapeuta.

Es muy frecuente que estas cosas ocurran por haber vivido defendiéndose, tratando de tener las cosas bajo control, de tratar de inhibir los sentimientos porque duele frustrarse y que los demás nos fallen.

Nuestra vida logra plenitud cuando podemos ser espontáneos, no temer cometer errores y que no nos importen demasiado los que cometen los demás. No ser demasiado autoexigentes, mas bien ser tolerantes con nosotros mismos.   

La vida la solemos armar a partir de cumplir con las exigencias que se nos plantean: sacar buenas notas, portarse bien, rendir en el trabajo, etc.  Todo eso lleva a que uno lo sienta como una obligación con la que no se identifica, que no disfruta porque se trata del “deber”. 

Así nos criamos y es por ello que nos cuesta, después, ser libres y espontáneos. Tener confianza en nosotros mismos y en los demás, ser optimistas y proponerse cosas, retos en la vida, que disfrutamos al lograr vencer los obstáculos que se nos crucen.  

Esta época nos crea la sensación de que las cosas deben ser fáciles y, si no es así, nos fastidiamos y no persistimos en conseguir lo que nos proponemos, no nos estamos criando en el hábito de enfrentar dificultades y generar el sentimiento de responsabilidad sobre nuestros actos. 

Bueno, es un panorama posible de lo que pudiera estar pasándole: un desajuste en su organización personal, que podría requerir una ayudita profesional. Pero, para ello, nada que ver con el prejuicio de que “al psicólogo van los locos”; es más bien "loco" pensar así. La mente es como cualquier órgano de nuestro cuerpo, pero con muchísima mayor importancia, de ella depende nuestra posibilidad de ser felices.  Busque un psicoterapeuta, pierda el miedo a ser usted lo que es realmente, viva a plenitud y con confianza en sí mismo.




No hay comentarios: