lunes

2016 06 30 La novela y la realidad

Buenas noches,
Estoy escribiendo una novela e intentado informarme a través de distintos artículos sobre enfermedades mentales que surgen tras vivir un hecho traumático pero no encuentro nada de lo que busco.
He leído sobre el estrés postraumatico y los trastornos disociativos, y aunque me han parecido temas muy interesante no encuentro algo que se adecue a lo que estoy buscando. Lo cierto es que el personaje que estoy escribiendo sufre una gran impresión tras presenciar un asesinato quedando abstraído y repitiendo una sola palabra (algo que le ha escuchado al asesino), cuando la encuentran al lado del cadáver, manchada de sangre y con el arma del crimen, todo el mundo piensa que ella fue quien lo mató y ella no puede desmentirlo por el estado de abstracción y mutismo (solo repite una palabra) que sufre. Quería saber si existe algún tipo de enfermedad con los síntomas descritos; abstracción, mutismo...
Gracias de antemano.
Un saludo


Bueno, el estado disociado, al que se refirió, puede ser una vía de entendimiento del cuadro postraumático en el cual se produce un bloqueo mental y la repetición factual de lo que no se puede verbalizar de manera organizada, como un lenguaje en la acción de la que, incluso, la persona pudiera no saber si fue ella o alguien quien perpetró el asesinato.


Sin embargo, cabe explorar en la personalidad previa de la protagonista. En qué medida entra en una suerte de sueño despierta sin poder despertar, en tanto que algo de su propia fantasía tanática se ha visto incluida en los acontecimientos… o que, al conocer al asesino, siente el impacto de “tener que guardar el secreto”.  Una personalidad premórbida, en quien se puede presentar este tipo de consecuencias, es la histeria.  Pienso que en alguna forma de obsesivos también pudiera darse. 

En cualquier caso, la alteración de la conciencia como resultado post traumático puede llevar al borramiento de la conciencia por períodos prolongados, teniéndose, en algunos casos, que reaprender un estatus en la vida “desde lo que queda”, en un estado disociado que se vuelve permanente. 

Hay historias que describen situaciones así. No recuerdo ahora la obra pero, hace mucho tiempo, leí un caso de pérdida de memoria prolongada y de desconexión con la vida pasada. En fín, le deseo suerte, resulta atractiva su temática.

No hay comentarios: