lunes

2015 05 04 El amor ambivalente

Resumiendo bastante, la cosa esta así. Estoy enamorada de mi ex pareja, me dejó hace 2 meses después de una relación de 3 años. El supuesto motivo a sido mi continuo mal humor, mi egoísmo y el sentimiento de rechazo que yo le hacia sentir. Pero realmente el motivo a sido que se fijo en otra persona y junto con los motivos anteriores decidió dejarme. Quiero que vuelva, he intentado todo, tener buen rollo, intentar ser la persona de la que se enamoro todo... y por ultimo después de un mes hablando casi a diario, poco pero casi siempre. Le pedí que no hablásemos más.
Aceptó, pero no lo ha cumplido. Dice que le es muy difícil no saber nada de mi. Es mas, ahora se ha vuelto paranoico y me escribe para preguntar que tal todo, y sutilmente preguntarme si estoy ya con otra persona. El esta feliz y a gusto con su chica pero no para de escribirme para preguntarme, que hago, con quien, donde he ido, y nunca lo hace de manera directa. Yo le dije que le esperaría, que siempre estaría para el, por que le quiero para el resto de mis días, pero evidentemente no voy a estar esperándolo de manera puritana, mientras el disfruta de su vida con la otra. No para de decirme que quiere saber cuando esté con otro y yo le pregunto que con que fin, que yo con los sentimientos que tengo hacia el sería lo ultimo que querría saber, si se acuesta con otra o no y el insiste. Dice que sabrá que entonces he pasado pagina y no seré suya.. que sentirá mucha tristeza y dolor pero que quiere saberlo. Yo solo quiero recuperarlo... y le he dicho que pasará, que se haga la idea de que estaré con otro hombres... pero que no se lo diré. El me sigue queriendo, si no, no estaría tan pendiente de todo y se lo pregunté. Y me dijo que por supuesto que si. Pero que sabe que si volvemos ahora, estaremos bien dos meses y luego vuelta a como estábamos últimamente.
¿Que opinas?


Me gustó el “que opinas…” traduce algo como una fácil cercanía y confianza. Imagino que si nos conocemos aparecerá otra dimensión de ti no tan cercana como lo que sugiere tu inicial apertura. Pienso así a partir de lo que cuentas que motiva la queja de tu “amado”: ese egoísmo, malhumor y distancia que tortura y no corresponde a la promesa de amor… por algo sigue temiendo que vuelva a pasar lo mismo si regresan a estar juntos.

Pasa mucho que podemos querer a alguien más cuando está a distancia, cuando idealizamos el vínculo y a nosotros mismos. Nos ponemos “buenitos y seductores” pero a la hora de la cercanía y la realidad actuamos contradictoriamente. Todo tu relato del ida y vuelta de si regresan y si tienes a otro, es una prolongación un poco morbosa de la relación previa. Jugar a incentivar y demostrar que el otro no es tan importante mientras le dices lo importante que es. Es una manera desgastante de hacer pareja. Ten presente que los enamoramientos son períodos alterados de la mente que sacan lo mejor y lo peor de nosotros mismos.

Sería bueno que te tomes un tiempo para examinar si realmente estás preparada para manejarte con equilibrio en una relación de pareja. Es posible que ya haya pasado cosas similares con otra pareja. Mira si esto no se parece a las maneras que tuvieron tus padres en su relación. Fíjate si no necesitas tener control sobre el otro y cosas por el estilo. Para eso viene bien una psicoterapia personal. A veces, uno se gasta en el gimnasio, que mantiene bien las formas, y se preocupa poco de mejorar las formas de nuestro interior.

No hay comentarios: