lunes

2014/09/25 El brillo personal

Gran iniciativa la de esta página en internet, leí varios artículos de otras personas consultandole y me animé a plantearle una situación. Desde finales del 2013 he tomado entrenamiento y cursos en una Academia, esto a fin de cultivar un talento.
Poco a poco fui tomando cada nivel, cada curso, por los cuales he pagado con dinero, tiempo y dedicación, he ido ganandome las habilidades y la academia me ha certificado cada nivel. Dicho talento me ha ganado algún brillo, por redes sociales he ganado seguidores, de pronto me dí cuenta de que tenía admiradores y admiradoras de buena fe, por otra parte han aparecido algunos de esos que de la noche a la mañana me dicen "hermanazo" "brother" "amigo mío" ¿¿¿????, y con ello la petición de algunos "tips", me he dicho que la pereza de algunos les lleva a querer extraer de mi por la vía rapida y fácil lo que ellos quisieran tener.

Con mucho gusto he compartido con la gente cercana a mi, y algunos no tan cercanos, pero no puedo estar dando clases gratis ni haciendole el juego a lo que considero hipocresía social. Por supuesto que me encanta la atención que me he ganado, pero la de aquellas personas que lo hacen de buena fe. Me ha pasado que gente que no tiene nada de talento en esa área me ha invitado a "asociarme" con ellos, basicamente capitalizarme, y eso ya me ha parecido muy descarado, yo me he dedicado a esto desde hace un año y justo cuando empecé a ganar brillos me empezaron a pasar esa clase de cosas desagradables (los "Fans" de buena fe siempre han estado allí y siguen llegando dandome su apoyo por el gusto de ver desarrollar mi arte por decirlo de alguna manera)

Me gustaría que usted, si le es posible, me aporte herramientas para detectar la mezquindad y la gente doble cara e interesada ¿hay algunos signos en común?, hasta ahora lo he hecho como mejor he podido.

Ah! otro detalle, aparte de ese talento también tengo mi profesión universitaria que sigo ejerciendo con gusto. Lo que más me incomoda de esa situación que le comento es que incluye a colegas que hasta hace un año casi que ni me saludaban en una conferencia, yo ni existía para ellos, ahora resulta que me llaman "brother", hay que ser ingenuo para creerse eso.

Una de las cosas de esa habilidad es que tiene potencial para el marketing y publicidad, yo lo hago por el gusto y por supuesto que en un futuro lo usaré para mi propia publicidad, de momento sigo tomando los niveles en dicha academia y cada vez crezco más.Bien, esa es la situación, nuevos éxitos han traído nuevas situaciones que resolver, ¿alguna sugerencia de su parte?, gracias


Nada, “brother”,… bueno, un poco de humor.

Me quisiera unir a esa fabulosa academia para elevar mis talentos…  

¿Qué se puede decir?  Habrá que acostumbrarse a los niveles que uno logra alcanzar con su esfuerzo y dedicación. Importa cultivarse, especialmente cuando uno tiene aptitudes o destrezas especiales.  El talento personal no se regala.  Eso sí, el gran reto es poder crecer también en humildad y en posibilidades de discernimiento.

La vocación de servicio tiene que ir acomodándose en el espacio y en torno las personas que corresponde. Creo que el precisar adecuadamente a quién se quiere dirigir es cosa de cada uno.  Determinar a quién se ayuda a crecer y a quién se favorece en su fatuidad y facilismo son cosas que uno se irá dando cuenta en el camino.

Pero, no deje de ayudar. Y, como dice aquel aforismo, es mejor no dar pescado sino enseñar a pescar. Es bueno que la gente aprenda a pescar, a utilizar sus propios recursos; que cada quien ponga su esfuerzo.  

Recomiende esa fabulosa academia u otras que cada quien elija a la hora de tomar la determinación de elevar su nivel académico… pero, que siempre se tenga en cuenta que se trata también de elevar el nivel personal, madurar en el proceso. Esta, en realidad, es una tarea de toda la vida.

¡Suerte!

No hay comentarios: