lunes

2014/09/15 Ingesta compulsiva

Hola señor Morales.

Tal y como me comentó en su blog tiene toda la razón, no recibo ningún tipo de tratamiento. Verá yo creia que adelgazando todos mis problemas se resolverian porque sería una chica nueva. Pasé de pesar 113 kilogramos a 74 y aún así nunca me he visto bien. Lo se nadie es perfecto ni puede pretender serlo, pero creia que tendría un poco mas de confianza en mi misma, pero no fue así.
Sigo sin quererme, y cada vez que veo mis fotos de antes suplico que las quiten de mi vista porque dan asco.  
Intento hacer dieta continuamente, o por lo menos comer bien para mantener el peso que tanto esfuerzo me ha costado conseguir, pero no soy capaz, hay dias que lo hago muy bien, y otros que no hago mas que dar vueltas por la cocina durante horas comiendo, dulce, salado, crudo cocido, me da igual mientras sea comer algo.
Con mi pareja empeora la situación porque como no quiere que vuelva a engordar y no quiere verme sufrir mas me controla la comida, por lo tanto ansío que se vaya o que se despiste para comer el doble de lo que iba a comer en un principio.
A veces me lamento por haber comido mucho y otras me da igual porque no tengo la sensación de haber comido nada, no me lleno, es como si tuviese un agujero en el estomago. 
No me veo bien, me siento mal conmigo misma, me engordo y no puedo poner freno. No tengo ningún tipo de deseo sexual y mi pareja se desepera porque piensa que no atrae (cosa que me hace sentir todavia peor).
Este es el tema de la comida, pero aparte el tema de la autoestima. Me arrepiento de haber dejado de estudiar, pero ahora no puedo ponerme a estudiar, y veo que no tengo ningún tipo de futuro. Que nunca llegaré a ser nada en esta vida.
Me desprecio constantemente y nada ni nadie me consuela.
Ya no tengo ganas de reir, antes me reia con cualquier pelicula, cualquier chiste, ahora hacen falta esfuerzos gigantescos para que yo suelte una carcajada.
No tengo aficiones y nada me hace ilusión. 
La gran mayoría de los días lo unico que me apetece es sentarme en el sofá y ver la televisión (y ni sé lo que veo, a veces ni la escucho), o quizás me meto en la cama y me voy a dormir pronto para no tener que pensar en nada (aunque muchos días me levanto a media noche y me doy un atracón, un vaso de leche con un paquete de galletas). 
Debe de pensar "que chica más pesada", lo siento pero yo he intentado hablar con mi pareja, hacerle entender que tengo un problema, pero el solo cree que haciendo deporte y saliendo de casa para distraerme todo se va a resolver. Yo no lo creo, y no tengo nadie con quien hablar, bien, tampoco quiero hablar con nadie porque seguro que me van a decir que son tonterias mias y no me van a entender. 
Creo que debería ir a un especialista, pero no se dónde, ni a que tipo de especialista, ni nada.... 
Bien, dejo de aburrirle con mis problemas. Gracias por leerme. Saludos.

¡Hola!

Efectivamente, insisto en que es urgente que vayas a una terapia.  Sin ayuda profesional será mucho más difícil superar tu problema.  Tal vez requieras, también, apoyo farmacológico para superar la ingesta compulsiva.  Consulta con un psiquiatra especializado en la materia e inicia, también, una psicoterapia.

Esto no significa que debas esperar que la solución venga de fuera; la ayuda vendrá desde tu terapeuta pero tú debes estar dispuesta a trabajar de manera realmente comprometida y firme en tu terapia. El vínculo terapéutico, la relación con un profesional que te inspire confianza, te ayudará a superar tus dificultades.  No estarás sola. Tu fuerza de voluntad, aunada a lo anterior, te hará dejar atrás este mal momento y retomar tu capacidad de disfrutar de tu vida, de tu sexualidad, y te dará ánimo para volver a estudiar.

Te recomendaría una psicoterapia de corte analítico para no quedarte en la resolución del síntoma sino para permitirte llegar a sus causas. Como tu misma señalas, en el fondo de tu problema encontramos una baja autoestima y una manera poco saludable de controlar tu ansiedad y depresión (la ingesta compulsiva es tu respuesta actual frente a estos problemas).

Se nota que tienes recursos psicológicos y fuerza de voluntad.  Sigue mi consejo:
1.    Consulta con un psiquiatra. Este profesional te puede ayudar en el control de la ansiedad y la depresión. Si te manda medicación, tómala e infórmale de cómo te vas sintiendo.
2.    Consulta con un especialista en nutrición que te pueda proporcionar pautas para una mejor alimentación.
3.    Inicia inmediatamente una psicoterapia con un profesional (psicólogo, psicoterapeuta, psicoanalista) que te inspire confianza.  Trabaja duro en la terapia.
4.    Agradece los esfuerzos (probablemente equivocados pero hechos con cariño) de tu pareja y amigos pero diles que necesitas resolver tu problema con ayuda profesional.
5.    Trata de poner tus energías, también, en otras actividades que puedas llegar a disfrutar: la lectura, la música, la conversación, el buen cine, … en fin, lo que te guste!.. 

Cuéntame acerca de cómo te va yendo. Te deseo lo mejor.
Pedro Morales

No hay comentarios: