lunes

2011/06/10 Aprendiendo a soltar - me

hola doc, soy una señora de 54 años, profesional universitario y cursando otra carrera en Terapia Psicosocial,tengo una unica hija, y siempre fui sobreprotectora con ella, tal ves erl complejo de culpa de tenerla abandonada, pus tenia que trabjar en dos sitios para poder mantenerla, pagar la casa, pagarle una nana, aunque tenia a mi mama, tamboen ,pero no queria que ella asumiera la crianza de la niña sola. ademas sabia por su caracter qeu en algun momento me lo echaria en cara cuando se ejojaba por cualquier cosa,soy madre soltera, y no tengo pareja, pero el asunto es: QUE TENGO QUE APRENDER A SOLTAR a ami hija, ella tien 21 años, y se esta tratando con una psicologo muy buena, que la yudado mucho, ahora mismo estoy aterrada, pus hay un concierto en la capital y la hija quiere ir, tengo miedo por la inseguridad, pero se que si ella quiere ir y tiene la plata para pagar su entrada y su viaje , no la podre detener , ella nunca ha ido sola siempre fue conmigo, siento temor por eso,,, ella debe encminarse por si misma, el problema es que creo qeu no estopy preparada para ello.ademas ya trabaja y estudia en la universidad, SE QUE ESTOY MAL, DEME UN CONSEJO,,, PORQUE MI CITA CON EL SICOLOGO ME TOCA DENTRO DE UN MES, Y ESTOY CONCIENTE Que debo romper la codependencia.. pero no se como,, yo dormia aparte y ella insiste y se viene a dormir conmigo,, dice que siente ruidos en la habitacion, en donde dormia mi mama que fallecio, nuestra relacion es excelente,,,pero se que me paso de sobreprotectora, y a veces abusa por eso,,,


Estimada amiga,

Nada más difícil que resolver lo propio. Estoy seguro que usted sabe todo acerca de lo que está pasando, incluso sobre lo que hay que hacer… ¡pero cuánto cuesta!!

En realidad, creo que tiene que aprender muchas cosas en el terreno de los afectos. Da la impresión de que su vínculo se hubiera basado en esas cosas que sabe, que seguramente ha llevado a la acción, pero que han tomado la inadecuada forma de la sobreprotección.

Parece, por tanto, que tiene algunos vacíos en su mundo afectivo, cosas pendientes de las fallas de relación con su propia mamá… Incluso, si me permito especular, es posible que no haya aprendido a querer… El terror que surge con la separación de su hija, más allá de los naturales temores por lo que pueda sucederle a ella, la muestran como tenedora de una necesidad que requiere elaboración, que no se va a resolver con un consejo simple. Cuando la necesidad apremia es difícil esperar… aparece la niña abandonada que se siente desamparada.

Una nueva etapa se está abriendo en su vida, aunque la angustia sea el primer capítulo. Ahora tendrá más tiempo para diseñar mejor su mundo y encontrarse con usted misma. Eventualmente, esto la llevará a mejorar su relación con el mundo a partir de una mejor intimidad… Amistad, trabajo, estudios, adquieren trascendencia a la luz de una sabiduría diferente a este sostenimiento en un saber que no ha terminado de integrarla. Acaso, esta vez pueda hacerle lugar a una pareja…

Estoy seguro de que este capítulo será enriquecedor. Ánimo, ya falta poco… Su terapia será como el gimnasio que la ponga en forma.

Suerte,

Pedro Morales

No hay comentarios: