lunes

2011/01/11 ¿Perversión?

Buenas tardes doctor: Recurro a usted, con la esperanza de que me aconseje correctamente doctor, pues es un tema delicado. Mi tío se casó con una señora de la Selva que ya tenía un hijo, ellos han tenido ya dos nenas muy lindas y a pesar de los problemas ellos siguen juntos y se quieren mucho. La situación es que hace unas semanas el hijo de ella fue enviado de la Selva, para que estudie acá en Lima y todo eso. Fue bien recibido por mi tío y su esposa. Mi mamá , que es la hermana mayor de mi tío, quiso ayudarlo dándole pequeños trabajitos de limpieza al hijo de su esposa, lo cual hacía muy bien , hasta este último fin de semana. Yo le pedí que por favor limpiara un poco la casita del perrito que vive arriba de la casa, al parecer lo estaba haciendo pero como no se escuchaba nada, subí muy despacito pq tenía una corazonada. Grande fue mi sorpresa al descubrir que este chico de 15 años, estaba dándole su pene a mi perrito para que este se lo lamiera. Sentí un asco profundo, pero sobretodo un miedo terrible doctor, pues tengo 2 hijos pequeños y me asustó mucho, tanto que al ver esto, inventé cualquier excusa para que el muchacho regrese a su casa. No he comentado esto con nadie, ni siquiera con el chico, pues antes de entrar a encararlo, sonó la puerta y el chico se hizo el loco. No he comentado esto con nadie, pues no me gustaría hacer un circo de esta situación, pero temo mucho por mis dos primitas, que son sus hermanitas, ya que una desviación de este tipo puede tener graves consecuencias. Luego reflexionando un poco, me puse a pensar que algo muy duro debe haber atravesado este chico, pues su mamá se vino acá a trabajar hace muchos años, incluso antes de concocer a mi tío y lo dejó con su famiia, que son personas buenas, pero de bastante falta de educación, no dudaría incluso que este chico hubiese vivido algo muy triste cuando niño. Por favor aconséjeme ¿qué hago???



Las conductas sexuales “desviadas”, catalogables como perversión, se definen como tales a partir de la elección exclusiva de una manera de dar satisfacción a las necesidades sexuales, distinta a la determinada por la naturaleza.

Por cierto, una conducta es catalogable como tal cuando la persona ha culminado su desarrollo personal, lo cual ocurre con posterioridad a la adolescencia. En esos casos, suele tratarse de adultos que tienen relaciones sexuales con animales: perros, caballos, etc.

Lo que usted describe es una forma de masturbación o recurso sexual al que se apela con frecuencia en el campo. Dada la edad del muchacho en observación (hijo de la mujer del tío, hermano menor de su mamá), lo usual es que esté viviendo los dulces tormentos de la emergencia de su sexualidad. No es ningún anormal por eso.

De todas maneras, como en cualquier caso de adolescentes o adultos que conviven con menores, es necesario tener cuidados, más aún si se trata de personas no conocidas.

El mayor porcentaje de abusos sexuales se produce al interior de las casas y son el padrastro, el tío, el abuelo, el hermano mayor, el primo, el sobrino… cualquiera que, se ha observado, esté en posibilidad de caer en la tentación o ya tenga tendencias hacia ese tipo de conductas (de abuso).

En el caso de este chico, no hay que condenarlo a una lectura descalificadora. Como en todo adolescente, hay que acompañarlo en sus soledades y desarraigos, tanto como en su necesidad de límites (sin exageraciones o prejuicios).

Tranquila, señora, tomó usted una decisión radicalmente protectora. Queda sí, el futuro personal del muchacho, quizás necesite más afecto, protección, compañía… Muchas veces la masturbación es una forma de compensar soledades. Pero no hay que prejuzgar. Hay que ampliar la mirada, justamente como intenta usted en ese segundo momento, cuando piensa más a fondo en la vida de este muchacho.

Gracias por compartir.

No hay comentarios: