lunes

2010/10/06 Crisis Existencial

Buenas tardes doctor, ante todo le agradezco que usted realice este tipo de consultas en línea, me parece muy generoso de su parte, ayudar a tanta gente que necesita una voz que estimule y haga ver los errores en los que podamos estar incurriendo sin saberlo. Le cuento, yo soy una mujer soltera, tengo 44 años, no tengo hijos nunca me casé, me dedique a mi profesión y el tiempo se pasó tan rápido. En la actualidad ya no quiero buscar trabajo en alguna empresa porque considero que nunca me han pagado lo que realmente merezco, siempre mi desempeño ha sido de total entrega, hacía horas extras por hacer bien mi trabajo, pero no me lo reconocían económicamente, y se cometieron muchas injusticias, como ponerme como jefes a personas de muy poca experiencia y muy pedantes, las cuales estaban en esos cargos porque venían recomendados o eran ascendidos solo por ser como se dice vulgarmente "chupamedias" de alguien que tomaba decisiones, a pesar de ser yo muy eficiente porque así me lo decían y me lo reconocieron inclusive dándome diploma de excelencia de desempeño, lo cual no me servía de nada al ver que lo que me pagaban se me esfumaba muy rápido y peor aún, sentir ese sinsabor de tener que aceptar por jefe a alguien sin experiencia y todavía prepotente. Sabe doctor ya me harté de todo eso, he tomado la decisión de cerrar ese capítulo de mi vida y crear mi propio trabajo, ya no quiero trabajar para nadie ni estar esperando ascensos absurdos, ese ascenso me lo doy yo misma porque sé que valgo muchísimo y no estoy para amargarme la vida ganando propinas. Pero resulta que también siento un temor de iniciar un negocio, para empezar no sé ni qué negocio hacer y eso me hace sentir muy angustiada a tal punto que siento mucho dolor de cabeza. Sin embargo de lo que estoy plenamente segura es que ya no vuelvo a trabajar para nadie. Doctor,le agradeceré mucho la ayuda que me pueda brindar.


La vida es un largo camino en el que, cada tanto, nos detenemos a mirar lo recorrido, a ver el saldo de lo que logramos - o no – de acuerdo a lo que nos propusimos o lo que esperábamos de los demás o de nosotros mismos.

Su vida transcurre en el contexto de una realización profesional trabajando en dependencia, con una ganancia grande en términos de frustración en cuanto al reconocimiento y ascenso jerárquico. La veo dolida y con cólera por las injusticias del sistema, expresadas en preferencias caprichosas y malos tratos.

A sus 44 años, lo más saludable es poder decir no a todo aquello que afecta su autoestima y perturba su vida. Felizmente está usted “ligera de equipaje”, sin mayores obligaciones familiares o responsabilidades económicas…

Es bueno saber bien qué es lo que uno no quiere… Lo difícil es perfilar y sacar adelante lo que uno quiere. Haber pasado tanto tiempo trabajando en dependencia hace, sin embargo, difícil la tarea de independizarse. Quizás toma más tiempo si uno mismo no ha ejercido el rol de jefe. El temor al cambio es natural. Se trata de algo nuevo -y podemos fallar- pero ése es el gran reto que nos planteamos y contamos con nuestras capacidades para lograrlo…

El asunto es que, como en toda empresa, es necesario, también, fijarnos en nuestras debilidades. Desde ese punto de vista, lo “ligero de equipaje”, citado como ventaja, puede adquirir otro color, puede ser de gran utilidad tener alguna alianza de pareja, familiar, amical, para intercambiar ideas o para juntar talentos.

Es necesario, también,  en este momento crucial, examinarnos a nosotros mismos. ¿Cuáles son nuestras flaquezas? ¿Cómo es nuestro carácter? ¿Somos buenos vendedores? ¿Podemos trabajar solos? ¿Tenemos tolerancia a la frustración? ¿Nos es fácil la relación con los demás?...

Por último, si va a emprender el camino empresarial por su cuenta, es siempre indispensable informarse bien sobre la materia a la cual va a dedicar sus esfuerzos económicos, ya que más del 50 % de los negocios que se inician fracasan antes del año por falta de previsión.

Si es una decisión fundamentalmente emocional, vale la pena que se tome un tiempo antes de dar el paso al costado; no vaya a ser un salto al vacío.

Además de algún asesoramiento de empresa, no estaría de más revisar los detalles emocionales de su personalidad y ordenar sus ideas en cuanto a este importante cambio en su objetivo de vida, con la asesoría de un psicoterapeuta.

No hay comentarios: