lunes

2010/10/13 Pasito a paso...

Doctor: Desde que me enteré que mi esposo me engañó y tuvo una hija con otra mujer, me sentí mucho menos que ella, siempre creí que era mas fea, mas tonta, menos inteligente y cosas asi. Hace poco la vi muy maltratada en su aspecto físico, ya no era la chica bonita que yo conocí y por la que siempre me sentí menos, creo que la veia asi, porque pudo quedarse con m esposo y yo no. La cosa es que siempre me daba miedo, verguenza mucha inseguridad verlos a ellos dos juntos, será porque lo quiero a él y a ella la detesto, pero desde hace unos días decidí salir mas, ir a lugares que ellos también frecuentan, pero con mas dignidad que antes, no me importa si me ven, pues trato de sentirme mas segura de mi misma. es duro, a veces creo que voy a desmayarme si los veo, ¿porqué ese miedo doctor? ¿voy por buen camino con mi actitud de enfrentarlos? Desde ya, muchisimas gracias por respnderme, no lo conozco personalmente pero no sabe cuánto me ayudaron sus comentarios para sentirme un pqouito mas segura de lo que hago...para mi usted es un ángel. Gracias

Estimada amiga,

Este “angelito de la guarda” le comenta que hace bien en salir, respirar el aire puro de la vida… Pero, parece que le es muy difícil romper el círculo que la atrapa, ese aire viciado de la relación con su ex esposo y esta chica. Necesita otros aires, atreverse a explorar otros espacios, descubrirse en la mirada libre de gente con la que pueda mostrarse tal como es, recobrar la espontaneidad si es que la perdió

Hay que trabajar en lo de su seguridad personal. Lo peor que puede pasarnos en la vida es convencernos de que no valemos. Cierto que hay circunstancias en que la vida nos expone a sentirnos así. Es un reto permanente el sostener que, pese a cualquier circunstancia, nosotros valemos, que lo que vale es la persona, esa persona que somos o que podemos ser si la dejamos expresarse con naturalidad.

La vida la ha herido con ese fracaso matrimonial, pero, el mundo da vueltas y no deje pasar las oportunidades que están a la vuelta de la esquina. Salga, ponga empeño en cada cosa que hace, sonría a la gente, sea amable, tenga siempre una frase generosa para los demás, muestre su hermosura interior. Compórtese a la altura de esa dignidad que está empezando a asomar en su mundo. Pero, insisto, ya no en relación a este desquite en el que merodea, en el mundillo de una relación que tiene que aceptar que ya terminó.

Si se ha logrado sentir un poquito más segura, ¡adelante, mujer!  Es un pasito.  La vida se construye de pequeños detalles.  Hay que dar nuevos pasos con humildad y perseverancia, sin apurarse, pero sin pausa. ¡Siga adelante!

Le deseo suerte.

¡Un fuerte abrazo!

No hay comentarios: