lunes

2010/05/13 Trazos sin lazos

hola doc, como esta no se como afliarme asu pagina , pero le pido un consejo,yo soy madre soltera, tengo 54 años, me gradue en la unniv, y estoy cursando otra carrera, me siento triste , y no tengo pareja, como como un caballo estoy gordisima, ese siempre ha sido mi complejo, mi hija s igual depresiva como yo, no tengo amigos para salir y en el pasado sabotie mis relaciones, estoy frustrada y muy triste, no tengo bienes de fortuna, pero logre comprar mi casita...
q puedo hacer ....estuve leyendo los comentarios a varios casos ...
sera q tengo qir aun psicologo, ya estiuve hace años en terapia por una violacion, y por una familia destructiva donde me crie., pero siento que no he tenido exito..........
judi


Estimada Judi,

Me salta a la vista aquello de querer afiliarse a mi página. Afiliarse, invita a pensar en unirse, juntarse. Claro que, “afiliación” tiene algo que ver con asumir un lugar como hijo; pero, tomémoslo más en el sentido de buscar un “pertenecer a”… “formar parte de”… De hecho,¡bienvenida!

Me satisface su consulta, me da lugar a un encuentro humano que, aunque fortuito, otorga sentido a este espacio de consulta. Es una disposición abierta y es bueno encontrar respuestas. Así se producen los encuentros, así se alimentan los lazos, se hace posible la realización solidaria. Gracias por visitarme y compartir. Son otros, además, los que compartirán este diálogo y, tal vez, les sea útil para sus propias búsquedas personales.

Por lo que voy diciendo, pienso en que se puede haber encerrado mucho en sí misma, llena de desconfianza en nuestros semejantes, por las experiencias vividas. Además, quizás sea muy exigente consigo misma, siempre pendiente de completarse con algún estudio, como el que está haciendo, sin terminar de sentirse bien consigo misma, de ahí que se sienta frustrada.

Me llama ahora la atención aquello de “logré comprar mi casita”. Demuestra esfuerzo y, también, por supuesto, logro. Es oportuno poner ese esfuerzo en generar un “hogar”, en el sentido de poner lo mejor de sí para que la casita tenga la calidez y el acogimiento suficiente como para que, quienes la visitemos nos sintamos bien con Judi, como que Judi nos hace sentir acogidos.

Una de los aforismos que nos pueden guiar en estas circunstancias podría ser “¿Quieres afecto..?, pues, ¡da afecto!…” Judi, sal de tu encierro, sonríele a la vida, a lo que haces, a lo que tienes, a tu casita, a tu hija, a este consultor que también te acoge sin retaceos.

Toma la decisión de no sentirte víctima. Recoge ese potencial que hay en ti que te permite realizaciones y ponle un norte, el que tú quieras, pero que sea a favor de realizarte como persona capaz de acercarte a otros y disfrutar del compartir.

Si no bastara con tu propio esfuerzo, resulta pertinente lo que dices en tus líneas, en el sentido de buscar la ayuda de alguien que te acompañe en el trámite. Pueden ser un terapeuta, un grupo de autoayuda, quien sea, pero no pierdas de vista que lo que sostiene todo es tu motivación. ¡Ponle fuerza!

Un fuerte abrazo.

No hay comentarios: