lunes

2010/04/12 Más turbado que confundido

Estimado Doctor, primero que nada agradezco su tiempo y su dedicación para con este blog que por lo que e visto a ayudado a mas de uno.

Bueno ahora mi problema, soy un joven de 19 y la verdad es que tengo un serio problema con la masturbación, aproximadamente desde los 12 años e estado masturbándome continuamente, no e durado mas de dos semanas sin sentir el deseo de querer darme placer y la verdad siento que ya me esta afectando tanto en los estudios como en mi vida social e intima pues no e tenido una relación amorosa en aproximadamente unos 4 años; y últimamente e notado en mi unos nervios extremos, pulso algo descontrolado, iras sin razón, mareos y depresiones que a decir verdad creo que son síntomas ocasionados por mi problema no estoy seguro no soy doctor como para afirmar eso.
Otra acotación importante que tengo que hacer es mi vicio a la pornografía que definitivamente esta vinculada a mi descontrolada forma de querer darme placer, e tratado de dejar estos vicios pero sin observar resultados positivos.
Quisiera saber como puedo recuperar el autocontrol de mi mismo para librarme de estos malos vicios; por favor necesito su ayuda.
de antemano LE AGRADESCO MUCHO LA AYUDA.

Estimado amigo,

Este momento de tu vida supone la plenitud de tu persona, esa fuerza con la que la juventud empieza a explorar un mundo al que tiene que adaptarse, a la vez que configurar. Es el momento de perfilar los propios anhelos, de hacer una negociación en la que la resultante deseable sea que el interesado se encuentre a satisfacción con sus logros.

Es evidente que no estás obteniendo satisfacción, sólo obtienes placer. Más aún, la necesidad creciente de placer va generando un conflicto y una suerte de obsesión sexual que va poblando tu mundo.

Mi querido amigo, necesitas ayuda. Esta consulta es un primer paso. Hay algo, que no es necesariamente del orden sexual, que te está perturbando.

Estos síntomas (“vicios”, como los llamas) funcionan como un distractor, como algo que atrapa tu atención porque, de otra manera, tendrías que enfrentarte… a sabe Dios qué.

Los síntomas, sin embargo, tienen la misión de llamarnos la atención, nos avisan que algo no anda bien, que algo está fuera de control. Si no les prestamos atención a tiempo, el riesgo es que el síntoma crezca, como ya te está pasando.

Esto no tiene nada que ver con la masturbación. La masturbación es el escape. Hay que examinar el mapa general de tu vida para entender cabalmente qué te está pasando.

Creo que la primera consulta tendría que ser con un psiquiatra. Hay que construir un diagnóstico y, según eso, ver de qué manera se te puede ayudar, qué tratamiento podría ser el más adecuado.

Sería un error no consultar. Estás en el comienzo del resto de tu vida, por lo que es necesario consolidar tus fortalezas y resolver las posibles debilidades que interfieren en tu equilibrio emocional y en el normal desempeño en las tareas propias de tu edad.

No hay comentarios: