lunes

2012/05/08 Todo pasa

Hola doctor:


Me siento bastante deprimida porque a pesar de los años que llevo separada, sigo enamorada de mi ex, él definitivamente no, practicamente se olvidó que existimos su hijo y yo y se dedica a su nueva familia, su trabajo, sus cosas.

Siento que no está mal que se aleje de mi, de veras lo siento, pienso que hasta es mas sano, porque yo he sufrido muchísimo por él.Sabe qu´´e es lo peor?...que aún guardo la esperanza pequeñísima de que algún día volveremos, pero eso es imposible.

Me siento muy deprimida en estos momentos, desearía correr a buscarlo y se que no me rechazaría, pero no me sentiría bien después.

Podría decirme algo para que esta situación se alivie en algo?Podría decirme por favor que algún día esot pasará.....es una cruz muy dolorosa y pesada que llevo por años.

Una de las sentencias que solía escucharle a mi abuela era “No hay mal que dure cien años”. Así es que su invocación final queda respondida por mi abuelita, mujer sabia, que me ayudó mucho en momentos de desesperanza como el que usted pasa.

Pero, a veces, podemos ayudar al tiempo a descomprimir nuestros males. Para ello, el primer paso es tomar conciencia de que estamos viviendo de una manera que no precisamente es la que desearíamos; o, que nosotros mismos estamos mal.

Es notorio que anda usted con la autoestima por el piso. Fíjese en lo que dice: “siento que no está mal que se aleje de mí… porque yo he sufrido mucho por él”. Más saludable sería, en todo caso, que usted diga: “siento que no está mal que me aleje de él… porque con él yo he sufrido mucho”. Parece ser que hay en usted algún sesgo depresivo que convendría explorar en una consulta con un profesional. Podría ser que necesite ser asistida y no se ha percatado de ello.

Creo que de usted depende que el paso del tiempo deje de encontrarla “de rodillas en la vida”…, como dice un viejo bolero. No sé cuál es su edad pero, así como menciona que es más sano (“que la dejen”), es clarísimo que es más sano que sea usted la que busque y encuentre un nuevo espacio para sí misma (crecer, realizarse) y, quizás, emprender una nueva relación.

Piense en que usted vale la pena. Permítase, entonces, el derecho y el esfuerzo para terminar esta novela dramática con un final más prometedor.

Suerte.

No hay comentarios: