lunes

2012/11/23 Amor… ¿a la billetera?

Hola Dr. Morales. Me encantaría si dedica tiempo a mi inquietud y la responda. Recientemente estuvimos hablando un grupo de personas del amor, el sexo, parejas (estables y ocasionales). Uno de los puntos fuertes fue su relación al dinero. Me impactó notar que varios y muchas mujeres opinaban que un tipo con mucha pasta es más atractivo para un mujer que tuviese atractivo físico. Hasta me lo quedé pensando. ¿la atracción es por el dinero? ¿el amor se compra? ¿somos los hombres una suerte de maquina expendedora de billetes?


He tenido novias muy lindas y no ha sido sacando la chequera sino pasandola bien y coqueteando. ¿entonces sería puro interés? ¿o es que también se puede decir que la mujer lo admira a uno?

Hasta me dejó preocupado esa conversacion, busqué en internet y encontré esta pagina.

Mis buenos deseos para usted y los usuarios de esta página.


Estimado amigo:

Interesante y frecuente reflexión entre personas que, como usted, tratan de mirarse en el espejo del colectivo social, sin perder oportunidad de examinarlo a la luz de la propia experiencia.

En relación a la atracción, hay determinantes genéticos y también sociales. En el rubro más personal, algo de la cosecha del pasado de cada quien, se incluye en la trama (rasgos de la madre, del padre, etc.), a veces por oposición aparente (todo lo contrario a mi mama, o papá, etc.). Entre lo puramente genético, la naturaleza ingresa una serie de atractores tanto para hombres o mujeres. En la mujer, además de rasgos faciales como labios gruesos, senos y caderas, están las actitudes de expresividad afectiva, sensualidad manifiesta, etc. En los hombres, además de fortaleza física y actitud ”ganadora”, la actitud protectora y hasta la dominante.

Como quiera que la naturaleza no tiene otra finalidad que asegurarse la reproducción y el sostenimiento de la cría, forma parte del paquete de atractores el que el hombre garantice el sustento.  Esto, en su origen, era que fuera un buen cazador–recolector; en el presente, sería que tenga una buena billetera o luzca exitoso económicamente.

Tenga presente que estoy haciendo un apretado recuento de ingredientes en la convocatoria vincular de las parejas.

El que haya tenido ese éxito “gratuito” con las chicas, no debe ser tan gratuito. Debe ser que tiene usted sus atractivos. En el área de la intimidad y en el sentido de un emparejamiento más trascendente, las cosas deben ser “gratuitas”. Así nos corresponde a los humanos. Para lograrlo, tendríamos que haber tenido un desarrollo armónico en la primera infancia. Es con la madre, y extensivamente con nuestra familia, donde desarrollamos confianza y respeto por el otro, garantía total de que en el futuro no vamos a “comprar” ni usar a nadie.  Por cierto, tampoco caeríamos con facilidad en esa condición, dado que de seguro contamos con una buena capacidad para discriminar a tiempo aquello que es compatible o no con nuestro ser en la vida, en donde siendo el sexo un capítulo importante, por cierto, no lo es todo.

 ------------------

A partir del comentario que me envió quien hizo esta consulta, he escrito un artículo que se puede leer en la siguiente página: http://reflexionesdelavidadiaria.blogspot.com/
También se llama "Amor... ¿a la billetera?"

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿me respodió?! que bueno!, gracias por haber hecho tiempo en su agenda.

No entiendo bien esto "Es con la madre, y extensivamente con nuestra familia, donde desarrollamos confianza y respeto por el otro, garantía total de que en el futuro no vamos a “comprar” ni usar a nadie. Por cierto, tampoco caeríamos con facilidad en esa condición, dado que de seguro contamos con una buena capacidad para discriminar a tiempo aquello que es compatible o no con nuestro ser en la vida, en donde siendo el sexo un capítulo importante, por cierto, no lo es todo."

Usted recomienda que cultive mis exitos pero despues dice que si mi mamá me trató bien yo no debería comprar o usar a la gente.

Parecen dos ideas opuestas.

Un abrazo amigo mio