lunes

2013/06/18 Sobre sueños y realidades

bueno, soy una persona que tiene propositos sueños y metas, cada vez que estoy en viajes o en paseos me imagino mi futuro, uno de mis grandes sueños es viajar a lugares mas lejanos, en otras palabras salir del pais por motivos de estudios y todo ello. Pero el problema es que en el momento de pensar me siento con ganas de estudiar y tener mas conocimientos, pero cuando es el momento de estudiar, prepararme para algún examen que hay en la universidad me es dificil, por mas que estudie no logro entender nada y no me da las ganas de estudiar y en el momento del examen me va muy mal. Ya me pasó esto varias veces ya no sé que hacer no puedo concentrarme al momento de estudiar nose cual es el problema,quisieera que me aconseje... yo tambien quiero crecer , quiero ser alguien, ser persona exitosa pero este problema tengo que debo hacer???...

En primer lugar, creo pertinente evaluar si no padece usted de un trastorno de déficit de atención.  En todo caso, le recomendaría visitar a un psiquiatra o neurólogo especializado para descartar este problema.

Más allá de esta sugerencia, podríamos tomar aquello de “visitar lugares lejanos” como parte de una necesidad de ruptura con los patrones corrientes. Quizás, su deseo sea un encuentro consigo mismo más allá de lo que determinan los patrones familiares o sociales corrientes. En ese sentido, podría ser conveniente “un viaje interior” previo, que lo ayude a precisar mejor la naturaleza de su búsqueda.  

Por otro lado, muchas veces lo que intentamos realizar, aunque no lo parezca, son “sueños ajenos”.  A veces se trata de ideales familiares o de llenar vacíos de nuestros padres, cosa que hemos registrado inconscientemente.

Dice usted “yo también quiero crecer”, cosa que, si bien forma parte de un deseo consciente, es posible que esté en lucha con otra parte de usted mismo que no lo desea tanto o que le moviliza mucho temor.  En general, la vida, crecer, y buscar el éxito conllevan sus cuotas de temor.  

Escribirle esta respuesta moviliza en mí sentimientos como de una necesidad de diálogo y reflexión acompañante, por lo que reafirmo la sugerencia anterior (“el viaje interior”); quiero decir que le vendría bien un tiempo en compañía de un terapeuta que lo ayude a enfrentar la vida tanto como a encontrarse a sí mismo.

No hay comentarios: