lunes

2012/02/15 Buena, bonita y profesional... como yo


Querido doctor: Tengo una relación de 4 años con el padre de mi última hija,un hombre bueno, guapo, pero con el carácter algo dificil. El tuvo cuatro compromisos anteriores al mío,y tiene dos hijitos de dos de esos compromisos. Mi preocupación es que la madre de su segundo hijo siempre lo llama y lo busca, le reclama cosas que me hacen pensar que de repente algo pasa entre ellos, pero quiero confiar en él. Además está conmigo y siento que me quiere, pero estoy harta de la otra mujer, me molesta que lo llame y aunque me como mis cóleras siento desconfianza de ella, porque es buena, bonita y profesional, como yo. Tenemos un hogar y mis hijos lo quieren como si fuera su padre porque no tuve mucha suerte antes. Cree que debo reclamarle a la madre de su hijo, porque hasta ahora he sido una dama que no pelea ni nada, pero ella cuando se enteró de lo nuestro me reclamó y me gritó en mi casa, e´l me dijo que ya habían terminado, pero ella aseguraba que no era así, aún asi yo creí y creo en mi  pareja. Me aconseja al respecto por favor. Gracias

Qué difícil no pensar en que, lo que le ocurrió a la otra pareja no le pueda pasar a usted… Es buena y bonita, además profesional, como usted. Además, un tipo guapo y bueno… alguien quizás en permanente disputa ante las miradas de las demás mujeres.

Pensaría que no se trata de "decirle cuatro cosas a su anterior mujer" sino simplemente asumir que su pareja ya ha tenido otros compromisos e hijos... Esto ya lo trajo a su nueva relación con usted. Parece ser un problema que él arrastra y, quizás, requiera algún apoyo terapéutico o consejo.  No sería saludable vivir con la sensación de que pueda sostener un eterno triángulo en disputa.

Importa conocer la razón de las rupturas anteriores. Si, como dice, él tiene un carácter difícil, es posible que de lo que se trate es de no enfrentarlo sino más bien de entender las claves de esa “dificultad”…comprenderlo, darse cuenta cuando y/o por qué se pone difícil; si es que surgen cosas infantiles (temas del pasado) o es que tiene poca tolerancia a las presiones.

Si, como usted dice, lo objetivo es que la relación con usted y sus hijos es estable, tranquila, consolide esos lazos, sin afanarse demasiado por ello. Que haya un ambiente de libertad acogedora, el cual no esté exento de límites firmes, cuando esto sea necesario. Pero, deje que la relación fluya y enfrente los problemas conforme estos vayan surgiendo, tratando siempre de mantener una objetividad serena, sin perder el reconocimiento de ese valor que usted registra de sí misma cuando pone "buena, bonita y profesional". 

Suerte

No hay comentarios: