lunes

2017/07/05 El difícil proceso de separación conyugal

hola: les agradezco de antemano su respuesta
soy un madre de 2 niños: niño de 12 años y una niña de 5, mantuve una relacion de 17 años con el pdre de mis hijos q era un hombre que me hizo mucho daño, cuando por fin decidi terminar esta relacion, hace 1 año, siento que este hombre no me deja trankila, necesito sus consejos, no se como pedirle q no vuelva a mi casa a visitar a mis hijos, porque entra como si fuera la suya en cualquier horario, en fechas especiales como dia de la madre, dia del padre, cumpleaños se aparece sin que lo inviten, cabe decir que él mantiene una relación con una mujer hace 13 años producto de esa relacion tiene un hijo, pero él sigue negando esa relación, hace unos meses conoci a un hombre maravilloso con el que me quiero dar una oportunidad, pero tenemos problemas precisamente por el padre de mis hijos, que sigue entrando a mi casa, en algun momento quisiera hablarle a mi hijo sobre la separacion con su padre aunque él se lo imagina, y no se si estaria mal que yo deje que mi actual pareja me visite a mi casa, pero tengo miedo que se encuentre con el padre de mis hijos. ayudenme por favor, que debo hacer


Estimada amiga:

Creo que una parte del problema es que no ha terminado usted de cortar esa relación que ha implicado maltrato y sometimiento. Eso permite que él sienta que puede imponer su presencia sin importarle el otro.  Supongo que así ha sido siempre… 

Parte de lo que le digo tiene en cuenta el que no le haya transmitido la decisión a sus hijos. Es como si no hubiera pasado nada y seguramente su ex percibe esto y participa de esa dinámica.  Todo es “como si…”. 

Si verdaderamente está usted decidida a cortar con su ex, no haga las cosas a medias. Si no le puede poner límites es porque usted aún no termina de dar este paso.

Noto que habla de “mis hijos”, pero recordemos que él también es papá y no solo es “el padre de mis hijos”. Tiene derecho a verlos, al igual que los niños requieren mantener el lazo con su padre. Pero, es necesario definir cosas como los días y horarios de visita y las circunstancias en que esto se dé. Si no es posible una negociación dialogada entre ustedes, esto puede terminar estableciéndolo una junta de conciliación o el juez. 

Suele ser que estos temores se asienten en el lado económico, en el temor a que deje de pagar las cuentas y cosas así; pero, si de rehacer su vida se trata, creo que hablar claro sobre sus intenciones tiene que incluirse en la conversación. 

Sugiero que no se mezcle a los hijos en los conflictos que puedan ustedes tener. Lo óptimo sería hablar de una separación amigable (que ojalá pueda darse) y que ambos padres sigan viendo y queriendo a sus hijos como siempre.

Ya no hay lugar para él en su corazón. Esperemos nomás que su nueva elección no sea una repetición del capítulo que está cerrando (o intentando cerrar). Sería bueno que tenga unas cuantas sesiones con un psicoterapeuta para que tenga oportunidad de analizar este proceso de cambios, en el cual algo de usted misma debe haber contribuido a que resulte de esta manera.

El ideal de salida del matrimonio tendría mejor pronóstico si el futuro dependiera de usted misma y no de una relación con otra pareja, aunque, estas dos cosas no necesariamente se oponen. Hay que examinar esta elección. Debería darse un tiempo para reafirmar su autoestima y decidir sus opciones desde la seguridad de que, ante todo, cuenta consigo misma.

No hay comentarios: