lunes

2016 12 16 Necesito que me escuchen y escucharme

Buenas noches, le explico que me sucede.. soy una chica, recientemente cumpli 18 años, no se que me pasa ultimamente, yo no era asi: hace 2 años  vine a vivir a otra ciudad con mi hermana mayor, lejos de mi mama,  porque tenia que ingresar a la universidad, en ese entonces tenia 15 años y desde ese entonces tuve grandes responsabilidades y obligaciones. sucede que siempre: estoy triste, no tengo ganas de hacer nada, soy inteligente y me esta hiendo muy mal en clases, no me concentro mucho, me aburro, no le encuentro sentido a nada, me siento vacia, no me gusta nadie ( no siento atraccion por el sexo opuesto ), cada vez que voy caminando y me miran personas siento miedo, verguenza, temor. Nada me llena, me pone feliz pocas cosas, siento que he hecho esfuerzo que no han valido la pena, tengo pocos amigos, sonrio poco, nunca he vivido con mi padre, no se preocupa por mi, me llama pocas veces nunca he sentido su proteccion.  no expreso mis sentimientos soy algo perfeccionista no todo me gusta, me dan ganas de llorar con frecuencia, siempre trato de orar y comunicarme con Dios que se que me escucha.. Aveces siento que no hago nada nuevo, siempre la misma rutina todos los dias, no hago deportes, no visito las playas muy rara vez cuando me llevan, solo ir a clases todos los dias estudio medicina,, y los fines de semana en casa tv y dormir, mas nada. me cuesta levantarme temprano.. De noche no me da sueno, me desvelo. Por mas cosas que me regalen no me pone feliz, no se que me pasa. Siempre me he rodeado de personas con mas edad que yo ya que entre joven a la universidad, extrano a mi mama, veo a mi familia cada 4 meses cuando estoy de vacaciones, no me gusta salir, solo dormir, escuchar musica. Aveces he pensado que pasaria si ya no existiera en este Mundo, aunque solo es un pensamiento, pero tengo una tristeza, desanimo, que nunca le he explicado a nadie aunque creo que lo perciben. estudio desde la manana hasta la tarde, aveces hasta la noches, almuerzo muy tarde, a veces no me da tiempo de ir a casa almozar y no tener dinero para comprar cosas, y no almuerzo.. Cada manana no quisera levantarme, pero solo pienso en mi madre y lo hago, Le agradeceria que me ayude, o diga que me pasa. porque me siento desganada, triste y vacia


Estimada futura colega:

Estas pasando por una importante etapa de cambios, una suerte de viraje de crisálida a mariposa. Todo esto te lleva a una situación general que podemos llamar depresión, pero es existencial. Estás buscando algo que no sabes qué es y lo que te mantiene en la ruta es la autoexigencia en los estudios, cosa que has cultivado desde siempre; o sea, un poco más de lo mismo. Es como que no estuvieras preparada para ser mariposa, para ser libre, para ser tú misma, para hacer las cosas porque te gustan y no porque tienes que hacerlas. Requieres conocerte más a ti misma, animarte a abandonar los cobertores de la crisálida.

Parece que no tienes facilidades para que esto pase. Hablas de que papá no se interesó por ti, siempre estuvo ausente. Supongo que mamá ha funcionado bien, aunque quizás prevaleciendo más desde el lado de madre preocupada por sacar adelante a sus hijos. 

Lo que toca ahora es que pases tú a ocuparte de ti misma. Por ejemplo, esto que estas haciendo, enviando una carta a alguien para que te ayude a comprender lo que te pasa… Eso implica que evidentemente no quieres seguir así, pero te falta aprender a funcionar de otra manera y eso no se aprende en los libros.

Busca disminuir un poco tus auto-exigencias, relaja un poco tus prisas, date cuenta de que estás empezando bien temprano una carrera exigente como es la de medicina. Necesitas espacios personales, dialogar, escucharte y que te escuchen; que te ayuden a ampliar tu mirada y a expresarte; ser la que puedes ser, la que quieres ser... Aunque, calculo que no tienes nada claro respecto a qué es lo que quieres o qué es lo que te falta.

Todos necesitamos afecto. La familia, los amigos, los compañeros, nos dan oportunidad de relacionarnos y sentirnos apreciados… pero, si estamos muy pegados al pasado, puede ocurrir que prevalezcan en nuestra vida afectos negativos, recuerdos de lo que faltó, de lo que nos hizo daño. Tenemos que variar nuestra perspectiva y partir de ahora en adelante, como dije antes, por ocuparte tú de ti misma, darte oportunidades. Si no puedes sola, busca la ayuda de un psicoterapeuta o intégrate a algún grupo de apoyo; busca personas con las cuales puedes ser sincera y, mejor aún, espontánea.

En las universidades hay departamentos de apoyo psicológico; fíjate si te pueden dar una mano en la tuya…

Dale, es momento de abrir las alas, no de cerrarlas. Ayúdate y déjate ayudar…

No hay comentarios: