lunes

2015/07/24 ¿Bloqueo Sexual?

Muy buenas tardes Dr:
Me dirijo a Ud con la esperanza de que pueda ayudarme con un problema que me aqueja y a la vez me averguenza mucho. Soy una Sra de 46 años, separada en el 2008 y desde entonces no he vuelto a formar pareja. Pero mas allá de ésto, desde entonces, he perdido el deseo sexual en todos los aspectos; no siento NADA, ni siquiera he tenido relaciones ocacionales con hombres porque tampoco nadie se ha mostrado interesado en mi, a pesar de que tengo buena presencia.
No creo que se deba a factores orgánicos ya que gozo de buena salud en gral y mis controles ginecológicos son normales. Le ruego que me ayude con su opinión profesional por que siento que la vida se me está yendo sin poder volver a disfrutar de algo tan hermoso como es el encuentro hombre-mujer. Muchas gracias por su atención.



Querida amiga, ¡la respuesta es tan difícil!, tantas causas pueden derivar en la merma del deseo sexual…

Veamos, tal vez tuvo una relación estable y seguramente iniciada con ilusión, que se cortó hace ya algunos años. Cuando tenemos “aceitadas” las defensas, lo sentimos más como una liberación y como que no pasó nada, pero nuestro aparato mental se mantiene en alerta para que algo así no vuelva a pasar… y, sin darnos cuenta, estamos a la defensiva. Nos es difícil “mandar el mensaje”, esas señales que el hombre capta, cuando el erotismo fluye sin trabas.

Desde la misma experiencia, a veces una persona se queda pegada, mantiene la relación sin saberlo, como cumpliendo un programa en el que se le educó, siguiendo fiel al matrimonio y a esa pareja que no ha terminado de eliminar de su vida. A veces, especialmente en algunas viudas, este mecanismo funciona como un protector del temor que origina una nueva experiencia… una suerte de “síndrome de Penélope”.

Otra causa podrían ser los cambios hormonales que se dan en la mujer y que podrían estar disminuyendo el deseo sexual.  En fin, habría que considerarlo… 

Igualmente, sucede algunas veces que una persona está deprimida o se siente muy sola y esto no predispone bien al acercamiento o, cuando algo se torna propicio, moviliza demasiado los afectos y se da marcha atrás o se termina asustando al candidato.

Hay pastillas que bajan la libido, el deseo sexual, en particular los antidepresivos. También, sería pertinente evaluar si no hay algún otro problema, como un hipotiroidismo, etc.

Por otra parte, habría que preguntarse si, en soledad, tiene usted emociones sexuales, si se excita, más aún, si se masturba. Eso mostraría que el “equipo” funciona, pero, el problema estriba en el encuentro con el otro.

Una última cuestión sería saber si es usted una persona “suelta”, si no será que tiende más a un funcionamiento intelectual y no da fácil expresión a su lado más femenino, de coquetería, seducción o simple espontaneidad; si tiene demasiado en cuenta lo que los demás puedan opinar sobre usted y, en particular, sobre su vida íntima. No olvide que no basta ser linda, también se trata de ser atractiva; eso sale de adentro y allí puede tener trabas, casi siempre de origen infantil, de aquellas que configuran nuestra forma de ser.






1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenos días Doctor. Agradezco de antemano su respuesta y por este blog que es muy necesario. Voy a consultarle lo siguiente: hace 6 años atrás tuve problemas muy fuertes con el padre de mis hijos (tengo dos). Para entonces el más pequeño tenía 6 años y es a él al quien más le afectó porque me decía en reiteradas oportunidades que esos problemas seguramente eran porque él había nacido, si él no estuviera no habrían esos problemas y que quería morir y desde entonces el tiene problemas de sonambulismos se despierta solo y camina o a veces corretea como un loquito como si buscara a alguien. El padre de mis hijos era muy celoso, agresivo no solo verbalmente sino también físicamente y empezó a hacerlo delante de mis hijos, entonces decidí parar con esos abusos (incluso llegó abusarme sexualmente , aunque esto nunca delante de mis hijos).... decidí separarme y entonces empezaron los problemas... Vivimos en la misma casa separados de cuerpo aunque ahora las cosas han mejorado seguimos separados y viviendo bajo el mismo techo hasta que mi hijo menor termine de estudiar la secundaria porque de allí se va con él a Lima para hacerle estudiar en la universidad. Sinceramente buscaba un profesional como Ud. le quiero pedir me me acepte una consulta personalizada para mis hijos y para mí... Le agradezco espero recibir su pronta respuesta.