lunes

2015 03 26 Confusión sexual

Hola.
Quería consultaros algo sobre el chico con el que salgo.
Nos conocemos de vista desde hace 5 años. Empezamos a quedar en octubre. Él vive a una hora de mi casa. Hasta la tercera cita no hubo beso, que fue cuando él me insinuó quedar y dormir un día juntos.
Yo tenía dudas y le dije que quería ir despacio. Aceptó. Hemos seguido quedando cada quince días (llevaremos como unas 8 citas. Ahora incluso antes de terminar una, ya me plantea la siguiente). Siempre viene a verme él. Hicimos trato de que él venia en invierno y yo iría en verano.
En las citas lo que hacemos es tomar algo, charlar, intercambiar música, hacer rutas y luego, un ratito, quedarnos a solas en el coche (yo no vivo sola).
Nunca hemos hablado de si es algo serio o no, aunque intuyo que no. Ambos tenemos más de 30 años.
Yo no quiero parecer fácil, ni tampoco hacerlo sin estar cómoda, así que estoy intentando alargar la espera lo máximo posible. Cuando ha salido la conversación veladamente, él me dice que cuando yo quiera.
Cuando estamos solos, él toma siempre la iniciativa. Me besa, me acaricia la espalda, la cintura, las piernas y el pecho por encima de la ropa (últimamente, también por debajo), Y estas dos últimas veces, me toca y me chupa los pechos. Ahí la respiración se le agita, entiendo que se excita, y es cuando se toca por encima del pantalón.
También está intentando ya meter la mano por dentro de mis pantalones. Pero, de momento, sin decirle nada, he conseguido que parara, sentándome yo encima de él. Ahí le beso, le acaricio el pecho, los pezones, la espalda, la tripa... por encima de la ropa (últimamente también por debajo un poco), sin mover la cadera para no provocarle (no quiero ser una calienta si sé que no va a haber ese día sexo). Le toco las piernas... vaya, lo que hasta ahora ponía a cien a otros chicos con los que he estado. Así, él me toca, me besa... dice que le gusta (la única vez que hemos hablado del tema me ha dicho que no me corte, que a él le encanta), pero no se le entrecorta la respiración (sólo un poco cuando le toco la cintura), ni le noto bulto en los pantalones. Es posible que se esté controlando porque al fin y al cabo estamos en el coche? No lo sé.
Lo único que tengo comprobado es que si le digo que algo no me gusta (de su conducta, incluso) y que por ahí va mal, por interés imagino, pero lo corrige.
Lo mismo que no hablamos del tipo de relación que tenemos, tampoco de nuestros gustos. No me da pie. Por wasap, tonteamos un poco, nos vacilamos, hablamos del día a día... pero cuando le he provocado con conversaciones picantes a ver si sigue el juego, tontea pero no tenemos sexo virtual, como suele ser el caso con otras parejas mías.
Me asaltan muchas dudas. No le gusto lo suficiente? Si viene a verme siempre, pienso que será que le gusto (de la manera que sea). Si me toca, entiendo que también. Si los chats suele abrirlos él, también. Entonces por qué necesita estimularse? Y, en ese caso, por qué no se enciende cuando me siento encima? Por qué le siento diferente en función de si me toca o le toco? Si le costara lograr una erección no me diría para quedarme a dormir con él, no? Estoy casi segura de que si le digo que hoy triunfa, corre a verme. Son imaginaciones mías? Cómo se pregunta algo así de forma sutil?
Muchas gracias.
Saludos,


Estimada:

Creo que más que preguntarte qué es lo que pasa con él tendrías que preguntarte qué es lo que pasa contigo. Tienes conductas bastante claras: se buscan, se encuentran, juegan juegos con finalidad inhibida. Me parece que tienes una dificultad para culminar y esto tiene un cierto sabor a morbo.

Ten presente que ya hace rato que el “sambenito” de “mujer fácil” podría no tener lugar.  Lo que debe estar detrás es un gran temor de tu parte y hasta puedo pensar que tienes una suerte de problema obsesivo que te hace dudar de todo. 

De hecho, te la pasas pensando, racionalizando todo y explorando en detalle casi con vocación de taxidermista. Algo pasa que no “te pones” en la observación y contactas con tus afectos y emociones.

No sé si esperas que la relación tenga garantías de un “para siempre” o una formalidad explicita, pero lo que si puedo decir es que estás bloqueada en tu espontaneidad. Si no, ya habrías tenido sexo. 

Ya pasas los 30 años y esto puede ser un tema a resolver que vale la pena lo revises con un psicoterapeuta.  Puede ser que tengas temor al vínculo, al compromiso o a los hombres. Tu necesidad de mantener el control es excesiva. Revisa todo eso porque te estás frustrando en tu realización sexual y posiblemente también vincular.

Hazlo, consulta, que alguien te ayude a desenredar ese nudo. Los alcances de esta comunicación se limitan a especulaciones y habría que conversar y conocerte mejor.  Eso, eso lo puedes encontrar en una conversación personal.


No hay comentarios: