lunes

2012/01/27 Bendiciones

Me parece super interesante que exista un profesional dispuesto a dar de su tiempo para revisar, asumo yo, cantidad de consultas y responderlas,usted mejor que nadie ha de saber la desesperación humana por solucionar un problema de corte psiquiátrico o psicológico. No deseo consultarle nada doctor, solo quiero felicitarlo por la iniciativa, el tiempo, y porque demuestra ser un verdadero hijo de Dios, al ayudar a quién ni siquiera conoce y apagar un poquito sus grandes angustias. Alguna vez me gustaría ser como Usted, poner mi conocimiento y ganas de ayudar, para rescatar a quién de veras lo necesita...Dios lo bendiga a Ud. y su familia!!!!
Muchísimas gracias por sus comentarios, por su bendición, por su reconocimiento. Su correo realmente es grato, tanto por el hecho de recibirlo como de reencontrar gente con capacidad de gratitud, algo que necesitamos rescatar y cultivar en estos difíciles tiempos que nos toca compartir. En realidad, no tendría que llamar la atención que un médico atienda a los que requieren de sus servicios. La nuestra es una profesión que enraíza en la vocación de servir al ser sufriente. Claro que a veces nos dejamos atrapar por la sociedad de consumo y nos distanciamos de esta premisa esencial.


Yo recuerdo que cuando estudiaba medicina y fantaseaba con mi trabajo futuro, me prometía a mi mismo que, aunque fuera una tarde, un día a la semana, lo iba a dedicar a labor social (siempre por mi cuenta). Nunca lo he sentido como una obligación o como algo impuesto. La vida me ha regalado oportunidades de crear espacios de servicio social en el rubro en que me desempeño. Y, bueno, la internet ha sido una oportunidad más para, sin discriminación, acoger inquietudes y sufrimientos, orientar, alentar y, por qué no, eventualmente ayudar a resolver problemas de toda esa gente que consulta porque se ha dado cuenta que tiene un problema (muchísima gente no se da cuenta que está en problemas).

Hay una realización personal en hacerlo, pero son bienvenidas las bendiciones, anidan en el alma y nos hacen sentir acompañados, también alentados. Creo en aquello de sembrar desde la actitud positiva, el cultivo de los sentimientos nobles y la cercanía de quienes entienden el valor de compartir.
Muchas gracias por sus palabras.
Pedro Morales

No hay comentarios: