lunes

2010/04/29 "Locamente enamorado II"

En primer lugar Doctor le agradezco por haberme respondido y ayudado a hacerme reflexionar con su respuesta. Le habla "locamente enamorado" como Ud me ha llamado y me parece que me describe muy bien.

Le comento que ya no pude màs y la invitè a salir a esa mujer que me quita el sueño y que ha llegado a mi vida haciendome reflexionar sobre mi mismo y como Ud dice darme cuenta que tengo muchos vacìos, quiza no lo hacìa porque no me sentìa motivado, pero ahora siento que me ha entrado ganas de mejorar de emprender cosas que ya las habìa hecho a un lado como estudiar y tener mi propio negocio. La invitè a salir hace tres dìas, conversamos bastante me sentì muy relajado muy feliz de tenerla junto a mì, aunque claro como amiga aùn, produjo en mì esa sensaciòn de libertad de tranquilidad de espontaneidad que no lo experimentaba hace mucho tiempo, ella me inspira la confianza necesaria para sentirme asì. Le preguntè como una mujer tan guapa y encantadora puede estar soltera, me dijo que no le gustan los hombres con vicios ni celosos, yo no tomo ni fumo pero con ella sì serìa celoso, aunque recièn la estoy conociendo apostarìa que es una mujer honesta y no tendrìa por què dudar de ella, pero ya me da como celos al pensar que ella tenga pretendientes en su trabajo, por què siento eso?, como Ud me respondiò en mi consulta anterior quizà tenga algunas inseguridades sobre mi mismo pero con todo sigo adelante con esto porque estoy cautivado por ella, es tan segura y madura en lo que habla, su forma de hablar a diferencia de la mìa que es un poco ràpida, la de ella es màs bien pausada pero con vitalidad, dulzura, espontaneidad que la hacen ver como una jovencita. Mi consulta es que prometì a mi hija llevarla a los juegos para este fin de mes, no sè si estè yendo muy ràpido pero quiero invitarla a ella para que conozca a mi hijita, cree Ud que sea buena idea, no quisiera hacer nada que pudiera entorpecer acercarme màs y hablarle de mis sentimientos, porque siento que la amo y que no puedo vivir sin ella.


Bueno, mi estimado “loquito” (por lo de “locamente enamorado”):

La idea no es hacer un seguimiento inmediato, como una secuencia de consultas. Para eso sería conveniente que busque usted una terapia. Sí me gustaría saber, dentro de unos meses, cómo le fue, con o sin una terapia. Adelanto que no le voy a responder en lo inmediato si es que me hace nuevas consultas. Sólo hago “primeras consultas”, con alguna reflexión y recomendaciones que puedan ser útiles.

Los celos traducen inseguridad, es cierto, pero son, también, expresión de un afán posesivo que nos habla de necesidades de control y manejo de la persona amada. Por cierto, detrás hay un gran temor al abandono o un sentimiento de que siempre hay un tercero en discordia ante el cual le toca el amargo turno de la derrota y la exclusión. Los psicoanalistas solemos relacionar esta última fantasía con problemas de la infancia que alguna vez Freud relacionó con el drama edípico.

Dicho lo anterior, consideremos la pregunta central: va o no con su hija a los juegos con su amiga. Preferible que no. Puede generar sentimientos encontrados. Su hija puede sentirse cómplice de un engaño a su mamá y ya bastante difícil le es sobrellevar la separación de los padres. Primero vea hasta dónde llegará este nuevo vínculo. El apresuramiento no es el mejor consejero, atenúe esa vehemencia; por lo menos en relación a su hija, no hay que quemar etapas.

Por otro lado, lo registro como un seductor nada tímido, lo más probable es que a la brevedad esta relación derive a un mayor acercamiento. No se olvide, entonces, de toda esta intención de crecer y salir adelante, que todo eso no dependa sólo de estar con ella o no. No nos encontremos con que, si las cosas fallan, abandone nuevamente sus planes personales. Eso se lo tiene que dedicar usted a usted mismo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Doctor, lo felicito y le agradezco por abrir esta valiosa posibilidad de hacer las consultas.
Tengo una hermana que es madre soltera, tiene un hijo de 8 años, el papà del niño no se comunica con èl desde hace 5 años.
Mi sobrino es un niño muy inteligente, capta ràpidamente lo que le enseñan en el colegio y es muy despierto, pero ahora menos que antes le cuesta hacer sus tareas, le diagnosticaron hiperactividad cuando empezò a estudiar desde los 4 años, pero a las buenas y a las malas su mamà ha conseguido que se siente a hacer sus tareas. Mi hermana se siente muy agobiada porque desde hace màs de un año empezò a contestarle, inclusive le dijo que se iba a ir de la casa, cuando era màs niño ella no le tenìa mucha paciancia y le castigaba cuando no le hacìa caso en algo, ella querìa que le obedezca de inmediato, lo cual nos parecìa exagerado a nosotros su familia, le hablamos bastante a ella que deberìa tener paciencia, aunque la verdad a veces que nos visitaban, yo lo escuchaba a mi sobrino que era muy caprichoso y hacìa exactamente lo contrario de lo que le deciamos, que provocaba darle unas nalgadas, pero me puse a pensar y tambièn sentir que esa solo serìa una forma de amargarse la vida y empobrecer la relaciòn con el niño, pensè que era necesario màs tolerancia ò tomarlo màs deportivamente, no sè si estè bien mi razonamiento puesto que yo no tengo hijos, pero he visto de cerca como se comporta un niño y creo que no se le puede exigir una responsabilidad y madurez que aùn no la tienen. Mi hermana llora mucho porque segùn dice no lo puede controlar y dice que le falta el respeto, ha ido al psicòlogo despuès de tanto insistirle, porque en un principio nos respondìa que ella no lo necesitaba que solo lo necesitaba su hijo, pero luego han ido ella y mi sobrino, la psicòloga le preguntò a mi sobrino por què le contestaba de mala manera a su mamà a lo que le respondiò que era porque su mamà le gritaba.
Ahora mi sobrino ha aparecido con la novedad que tiene esposa, una niña de su clase, siguièndole la corriente le preguntamos por què la habìa elegido como esposa y nos dijo porque cada vez que subìa a su movilidad ella se arrimaba de su asiento; nosotros suponemos que mi sobrino le simpatiza a la niña y que por eso ella quiere que se siente a su lado, bueno es una anècdota pero no deja de asombrar que hable de esposa a su corta edad.
Muchas gracias por su atenciòn