lunes

2010/03/23 No puedo separarme

Estimado Doctor, desde ya agradezco su tiempo y su dedicación en este espacio.


Trataré de resumir mi problema, tras 14 años de una relación de fuertes emociones,tanto positivas como negativas, he terminado por descubrir que detrás de un hombre maravilloso y simpatico, habiá un manipulador, mentiroso y mujeriego. Termino mal para mi, fisica, economica y espiritualmente. El desencadenante principal, eran muy "incomodas" mis preguntas y que "no tenia derecho" a hacerlas o pedir explicaciones.


Esta claro quien es y que queria de la relacion. El problema es que esta persona pasando mas de un año, aparece y desaparee a su antojo (solo conversar o tomar un cafe) y no se lo que pretende.


Lo peor que yo me martirizo, no comprendo el porque de su maldad, frialdad , no puedo olvidarle y vivo sumida en un estado cada vez peor de angustia. Nadie me comprende, "olvidalo si sabes que es malo" ya. Pero no domino mi espiritu, alma o lo que sea, el pensamiento vuelve hacia el, y no puedo odiarlo, no puedo guardar rencor, y aseguro que cuando descubri "su doble vida" senti hsta deseos de matarle.


No tengo ganas de nada, nada me hace ilusion, los medicos no me toman en serio, dicen que es normal, ya pasara. Los amigos, me tratan de mas que tonta, por un tipo asi? dicen, no te quieres, baja estima y tantos aclificativos.


No creo tener baja estima, soy simpatica, bien parecida y me gusta relacionarme.Pero no puedo olvidar, no puedo odiar , no puedo entender el actuar de el.No me lo puedo despegar de mi vida, este o no a su lado.Lo vea o no lo vea.


Pregunto, como se puede dejar de desear a quien se que solo me quiere mal?


Y la segunda pregunta sería, cómo dominar mis pensamientos a lo positivo,a las ganas de vivirß y a que sea mas fuerte que este martirio, el dar gracias a la vida por mi salud y la de mis hijos.Me avergüenzo de sabernos bien, sanos, unidos y yo no tener las fuerzas para arrancar de mi corazón al mismo diablo.


Sus respuestas a otras personas, son un bálsamo para mi, un abrazo, laura


Estimada Laura:

Esto que le está pasando, variables en más o en menos, es más frecuente de lo que se imagina. Partamos de, por lo menos, no reprocharse por lo que le ocurre. El reproche traduce una actitud de agresión hacia uno mismo.

Las emociones son una trampa terrible, no es sencillo rescatarse de sus oscuros designios. Los motivos son fundamentalmente inconscientes e irracionales, es muy difícil entenderlos y, más aún resolverlos. Entendiendo por "resolver", el logro de poder conducir nuestros afectos de manera coherente.

Su situación es la misma que la de un adicto, él sabe que la droga le hace daño, pero no puede dejarla.

En la gran mayoría de los casos esto remite a una situación infantil de carencia. De una separación o inconsistencia en el vínculo con la madre. Singularmente, a la hora de amar, uno tiende a repetir el trauma. El otro nos deja y no podemos optar por rearmar nuestras vidas, la emoción dentro de nosotros está ligada a que vuelva, a cualquier precio, nuestro ser “querido”.

Si nos fijamos en el detalle, en realidad, no es que nos sintamos queridos, simplemente es la sensación de una especie de necesidad vital, “sin él me muero, la vida no tiene sentido….” Algo parecido a un aferramiento a las piernas de mamá, aterrados porque nos puede dejar. Entonces ya no importa si me quiere o no, si es malo o no, necesito que esté porque si no, siento un terrible desamparo...

Hay terror de sentir agresión o cólera porque el riesgo de que la abandonen, de que no la quieran, es mayor, entonces opta usted por negar estos sentimientos y, casi siempre, de manera sutil, o no tan sutil, empieza a castigarse a sí misma, como por ejemplo por la vía de los reproches que usted misma se hace, o que induce a que se los hagan.

Hay una obra que se titula “mujeres que aman demasiado”. La leí hace años. Su autora es Robin Norwood, ella escribe sobre cientos de casos como el suyo, de los que hace un agudo análisis. Es muy ilustrativo, convendría leerlo.

Su consulta por esta vía es un primer paso hacia la salida. No retroceda. Es de gran ayuda el que usted tome la opción por la vida… y, paradójicamente, del dolor, porque duele y que, por evitarse el dolor, está usted prolongando esta larga agonía. Anímese, hay “otra Laura” que espera por esta decisión, dele su oportunidad.

Creo que si ha probado resolver esto sola, habrá que reconocer que no ha podido. Si es que ya ha tenido ayuda, ha sido insuficiente con la participación de doctores o pastillas, menos aún con consejos de amigos. Es Laura la que tiene que tomar el timón. El reto es gobernar esta barca y enrumbar por el lado que tiene sentido. Busque ayuda.

Le haría bien una psicoterapia analítica. Toma tiempo, hay que perseverar. También existen grupos de autoayuda, de repente en su ciudad encuentra alguno. Preferiría la psicoterapia, disciplina que practico y conozco mejor.

Le deseo suerte (importa que usted también lo desee, con mucha intensidad).

Escríbame en 6 meses.

4 comentarios:

laura dijo...

Estimado Doctor, quiero agradecer la rapidez de su respuesta.De momento me hace sentir bien y me transmite una especie de paz interior sentirme comprendida.Prometo escribirle en 6 meses y poner mi esfuerzo para que su consejo no sea en vano y sería la mejor manera de demostrrar mi gratitud.
Por último, quiero decirle que esta consulta me la aconsejó una amiga peruana con la cual residimos en Alemania.Gracias, por llegar hasta este punto del planeta para darnos su sabiduría!, desde Frankfurt am Main, laura garcía.

laura dijo...

Esimado Doctor, en 6 meses escribiré como lo pide.Gracias por la respuesta, debo leerla y releerla, de momento me he sentido bien por su consejo.Quería comentarle, que esta página la he encontrado por el consejo de una amiga peruana y aclarle que ambas residimos en Alemania, por lo que doblemente agradecidas de contar con tamaño consejero, desde nuestra querida tierra.Soy argentina y resido en la ciudad de Frankfurt, gracias por su consejo, laura

laura dijo...

como se trata a una persona egoista? Estoy casada con alguien que amo con locura, pero de a poco esta cambiando y solo se fija en él.En sus necesidades, en su fisico, se dice mas veces que el es joven guapo de lo que me me lo dice a mi.Al comenzar la relacion me prestaba mas atencion o me "alababa" ,.Es imposible llegar a hacerlo razonar, siempre tiene la razón en todo, diria que tiene "mucha calle" y sabe siempre decir lo justo para la gente que lo rodea, pero en definitiva es un embaucador.
Sencillamente, cómo se le rompe ese juego? La verdad a secas, lo lleva a la ira.Cómo decirle, oye no eres el Dios del Universo y tengo que seguir tus designios? El temor a una pelea, me hace siempre dar un paso atrás.Lo que me gustaría es "dominarlo" de alguna manera y no ser la dominada.Cuál es talón de Aquiles de este tipo de personas?

laura dijo...

Mi nombre es Bety, y queria consultar acerca de como se comienza una nueva vida.Estoy separada, con hijos grandes, casi independientes.Estuve 30 anios casada y aunque he trabajado un poco, nada importante, me he dedicado de lleno a la familia.Ahora, con 50 anios, sin titulo, me encuentro que no sirvo para nada, es decir para desempleñar laboralmente algo que valga la pena y bien renumerado.Me siento y dejo que el tiempo pase? Me busco un trabajo de esfuerzo fisico, mal renumerado y con el cuerpo que ya no me responde?No encuentro una buena opción , y siento por otra parte que todavia puedo hacer cosas que me den ilusión.
Muchas gracias..