lunes

2012/02/22 Necesito un marido

Hola doctor: Estoy separada del papá de mi hijo hace ya bastante tiempo. En este tiempo él se enamoró (a decir verdad se enamoró y por eso nos separamos); pero todo este tiempo hemos tomado una relación de padres-amantes, cosa que me agrada porque de alguna forma tengo una especie de defogue por lo sucedido. Muchas veces (la mayoría) nos va mal, siempre peleamos porque soy celosa y él también, él me cuenta sus cosas y hay cierta confianza,incluso llega a mi casa a decirme que se peleó con su mujer y esas cosas, pero soy conciente de que no me ama, aunque él me dice lo contrario, pero creo que si hubiera sido así, ya hubiese dejado a la mujer que tiene y a su hijo, tal y como lo hizo conmigo para estar junto a ella. Creo que estoy medio enferma con este asunto, no es normal lo que hago, no está bien, pero cuando me decido a alejarme siento que me falta, que lo necesito y estoy teniendo crisis muy fuertes de celos porque quiero que me escoja a mi, y porque cada vez que entro al facebook , veo que su mujer escribe maravillas de él, y eso me irrita y me duele mucho....tenemos amigos en común en esta red social y ella sabe que yo leo esos coemntarios, así que de alguna forma muy inteligente me da donde de verdad me duele, quizá se haya dado cuenta de que en todo este tiempo de algún modo no me he alejado completamente. Se que él no es el premio mayor, ni siquiera el de consuelo, prque ya todas mis amigas me lo dicen, que él no me merece y que soy una reverenda tonta por hacerle caso...pero estoy enamorada de él,solo que él no quiere enseriarse conmigo y me limita al papel de "amada amante"....papel que me gustaba mucho, pero que hoy por hoy me duele inmensamente en el alma. ¿Qué me puede decir de esto? Necesito un psiquiatra verdad.


Estimada amiga, lo que necesita no es un psiquiatra, es otro marido (¡no le aconsejo que sea un psiquiatra!).
Usted es consciente que está entrampada en esta relación y ya es algo más que un encuentro amoroso. Es la perennización de un conflicto en el que claramente participan los tres, con todo ese morbo que se vehiculiza por el facebook, ¡encima con escenario…! (los amigos que miran…y saben). Supongo que los placeres efímeros serán algo así como una venganza y sacada de vuelta a “la otra”, pero eso dura poco porque más bien pronto es el lugar que vuelve usted a ocupar, con toda la rabia que esto le depara.

No hay nada saludable en ese juego. Ya es hora de ponerle punto, mujer. Ya el disfrute ha variado hacia el sufrimiento, la humillación y el malestar. Está exponiendo demasiado su autoestima y las posibilidades de encontrar una relación más saludable. Es difícil cortar, se sufre, pero al final tendrá la satisfacción de volver a sentirse libre y rehacer su vida. Estoy seguro que incluso se sentirá orgullosa de haber tomado la decisión.

No es fácil si uno tiene mucho apego y más aún si se ha tenido vacíos afectivos en la infancia, pero, es hora de construir una relación en la que un@ sienta que es valorad@ y, más aún, en la que se pueda confiar. Créame, el problema ya no es si él la quiere o no; el problema es la trama en la que usted está envuelta. Sé que usted no originó la situación, pero, de alguna manera, ha favorecido a que las cosas estén como las cuenta.

Vamos, lo que espera que le diga es lo que ya sabe. Simplemente, tome la decisión y aférrese firme a ella. El tiempo hace el resto. Aún le queda mucho por vivir. Piense en cómo quiere que sea su futuro.

Suerte.

No hay comentarios: